Talibanes toman región cerca de Kabul, atacan ciudad norteña

Los talibanes capturan una provincia justo al sur de la capital de Afganistán, Kabul, y lanzan un asalto múltiple sábado sobre una importante ciudad en el norte defendida por poderosos antiguos señores de la guerra, dicen funcionarios

AP Noticias
sábado 14 agosto 2021 09:31
ASI-GEN AFGANISTAN
ASI-GEN AFGANISTAN

Los talibanes capturaron una provincia justo al sur de la capital de Afganistán Kabul, y lanzaron un asalto múltiple a primera hora del sábado sobre una importante ciudad en el norte defendida por poderosos antiguos señores de la guerra, según funcionarios afganos.

Los insurgentes se hicieron con el control de gran parte del norte, el oeste y el sur del país en una vertiginosa ofensiva a menos de tres semanas de la fecha fijada por Estados Unidos para retirar a sus últimos soldados, elevando el temor a una toma total o a otra guerra civil.

El Talibán conquistó todo Logar y detuvo a las autoridades provinciales, explicó el sábado Homa Ahmadi, una legisladora de la región, añadiendo que han llegado al distrito de Char Asyab, a apenas 11 kilómetros (7 millas) al sur de Kabul.

Los talibanes han atacado además la ciudad norteña de Mazar-e-Sharif desde múltiples direcciones, iniciando intensos combates a las afueras, explicó Munir Ahmad Farhad, un vocero del gobernador regional. Por el momento no se reportaron víctimas.

El presidente afgano, Ashraf Ghani, viajó a Mazar-e-Sharif el miércoles para reunir defensas para la ciudad y se vio con varios comandantes milicianos, incluyendo Abdul Rashid Dostum y Ata Mohammad Noor, que cuentan con miles de combatientes.

Siguen siendo aliados de Kabul, pero en el pasado los señores se la guerra se han caracterizado por cambiar de bando para su propia supervivencia. Ismail Khan, un poderoso ex señor de la guerra que había tratado de defender Herat, fue capturado por los insurgentes cuando tomaron la ciudad occidental después de dos semanas de intensos combates.

El Talibán ha hecho grandes avances en los últimos días, incluyendo la captura de Herat y Kandahar, la segunda y tercera ciudad más grandes del país, y ahora controla 18 de las 34 provincias. El gobierno, que cuenta con el respaldo de Occidente está al mando de unas pocas regiones en el centro y este, además de Kabul y Mazar-e-Sharif.

La marcha de las tropas extranjeras y la rápida retirada de las afganas — a pesar de los cientos de miles de millones de dólares en ayudas estadounidenses en los últimos años — suscitó el temor de que los insurgentes puedan represar al poder o que el país se suma en una nueva guerra civil, como ocurrió tras la retirada de la extinta Unión Soviética en 1989.

Los primeros marines de un contingente de 3.000 llegaron al país el viernes para ayudar a evacuar parcialmente la embajada de Estados Unidos. El resto está previsto que llegue el domingo, y su despliegue planteó dudas sobre si la Casa Blanca cumplirá con el 31 de agosto como la fecha de su salida definitiva.

Por su parte, los talibanes publicaron un video anunciando que asumieron el control de la principal estación de radio de la ciudad sureña de Kandahar, que ahora se llamará la Voz de la Sharia, o ley islámica.

En la grabación, un insurgente no identificado explicó que todos los empleados estaban presentes y que se emitirán noticias, análisis políticos y versos de Corán, el libro sagrado del islam, agregó. Al parecer, la emisora ya no tendrá música.

No estuvo claro si los talibanes habían purgado al personal anterior o si se les permitió regresar a sus puestos. La mayoría de los residentes de Kandahar utilizan la vestimenta tradicional que siguen los talibanes. El hombre del video felicitó a la población de la cuidad por la victoria talibán.

Estados Unidos invadió Afganistán poco después de los ataques del 11-S, que fueron planeados y ejecutados por Al Qaeda mientras recibían protección de los talibanes. Tras derrocar rápidamente al grupo, Estados Unidos trató de reconstruir la nación con la esperanza de crear un Afganistán moderno luego de décadas de guerra e inestabilidad.

A principios de año, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció un calendario para la retirada de todos los soldados estadounidenses para finales de agosto, comprometiéndose a poner fin a la guerra más larga librada nunca por su país. Su predecesor, Donald Trump, había alcanzado un acuerdo con los talibanes para allanar el camino a la salida de Washington.

El anuncio de Biden puso la última ofensiva en marcha. Los talibanes, que desde hace tiempo controlaban gran parte de las zonas rurales, avanzaron rápidamente para tomar capitales provinciales, pasos fronterizos y otras infraestructuras clave.

Decenas de miles de afganos han huido de sus casas y muchos temen e regreso del opresivo mandato de los talibanes. El ya grupo gobernó el país en base a una estricta versión del islam por la que las mujeres estaban prácticamente confinadas en sus casas.

___

Rahim informó desde Estambul y Krauss desde Jerusalén

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in