Sudáfrica: Arzobispo Desmond Tutu cumple 90 años

El arzobispo Desmond Tutu, héroe de la lucha contra el apartheid en Sudáfrica y premio Nobel de la Paz, cumple 90 años, y la reciente aparición de leyendas racistas sobre un retrato suyo pone de manifiesto la relevancia de su trabajo por la igualdad

AP Noticias
miércoles 06 octubre 2021 17:03

Sudáfrica anuncia la primera etapa de producción de vacunas propias contra el Covid-19

El arzobispo Desmond Tutu, héroe de la lucha contra el apartheid en Sudáfrica y premio Nobel de la Paz, cumple 90 años, y la reciente aparición de leyendas racistas sobre un retrato suyo pone de manifiesto la relevancia de su trabajo por la igualdad.

Llamado la conciencia de Sudáfrica, Tutu cumplió un papel crucial en la campaña contra el brutal sistema de opresión de la mayoría negra. Desde la instauración de la democracia en 1994, siguió pronunciándose por la reconciliación, la justicia y los derechos LGBT

El insulto racial pintado sobre un mural de Tutu en Ciudad del Cabo es “detestable y triste”, dijo Mamphela Ramphele, presidenta interina de la Desmond and Leah Tutu Trust.

Los sudafricanos deben continuar la lucha de Tutu por la igualdad racial, dijo a The Associated Press

“El racismo es una maldición de la cual Sudáfrica debe escapar”, dijo Ramphele. “El arzobispo Tutu deja un legado enorme. Luchó contra el racismo y por la humanidad de todos nosotros”.

“Se espera que Tutu, a pesar de su debilidad, asista el jueves, día de su cumpleaños, a un oficio en la Catedral de San Jorge en el centro de Ciudad del Cabo, donde pronunció sermones contra el apartheid. Fue el primer arzobispo anglicano negro del país.

En 1984 recibió el Premio Nobel de la Paz por su campaña de oposición no violenta al sistema sudafricano de poder de la minoría blanca.

En el oficio del jueves hablará su compañero en la lucha contra el apartheid Alan Boesak. También se realizará un seminario online sobre la vida y valores de Tutu en el que hablarán el Dalai Lama; Graça Machel, viuda de Nelson Mandela; la ex primera ministra irlandesa Mary Robinson y el activista sudafricano Thuli Madonsela.