Sube presión sobre gobierno británico por supuesta fiesta

Un video filtrado que muestra a trabajadores de la oficina del primer ministro británico, Boris Johnson, bromeando sobre una fiesta de Navidad que habría incumplido las medidas de cuarentena avivó las acusaciones sobre que miembros del gobierno incumplieron las normas contra el coronavirus que impusieron a todos los demás

AP Noticias
miércoles 08 diciembre 2021 09:20
CORONAVIRUS-GBRETAÑA-POLITICA
CORONAVIRUS-GBRETAÑA-POLITICA

Un video filtrado que muestra a trabajadores de la oficina del primer ministro británico, Boris Johnson bromeando sobre una fiesta de Navidad que habría incumplido las medidas de cuarentena avivó las acusaciones sobre que miembros del gobierno incumplieron las normas contra el coronavirus que impusieron a todos los demás.

Durante días, la oficina del primer ministro ha intentado desmentir los reportes sobre que el personal de Johnson celebró una fiesta de oficina en diciembre de 2020 que habría incluido vino, comida, juegos y un intercambio de regalos, cuando las normas contra la pandemia prohibían casi todas las reuniones sociales.

Según varios medios británicos, la fiesta se celebró el 18 de diciembre, cuando las restricciones en Londres prohibían las reuniones en interior, y el día antes de que Johnson endureciera las normas aún más, lo que dejó a millones de personas sin navidades familiares.

Después de que la televisora ITV emitiera las imágenes el martes por la noche, la oficina del primer ministro dijo que “no hubo fiesta de Navidad. Las normas contra el COVID se han seguido en todo momento”.

El video, grabado el 22 de diciembre de 2020, muestra a la entonces secretaria de prensa Allegra Stratton haciendo lo que parece una broma sobre una fiesta ilegal en la oficina del primer ministro en Downing Street

La grabación parece mostrar una simulación de conferencia de prensa, a modo de ensayo para las conferencias televisadas diarias que ofrece el gobierno.

Un miembro del equipo, que hace el papel de periodista, dice: “Acabo de ver reportes en Twitter sobre que el viernes por la noche hubo una fiesta de Navidad en Downing Street, reconoce usted esos reportes?”.

Se oyen risas y Stratton dice “me fui a casa” y pregunta a sus colegas “cuál es la respuesta”. Otra voz dice que “no era una fiesta, era queso y vino”.

“Queso y vino, ¿verdad? Fue una reunión de trabajo”, dice Stratton entre risas.

Miles de personas han sido multadas en Gran Bretaña desde principios de 2020 por incumplir las restricciones sobre reuniones ilegales. La Policía Metropolitana de Londres dijo que sus agentes estaban revisando el video en relación con “supuestas infracciones” de las normas de coronavirus.

El líder del opositor Partido Laborista, Keir Starmer, dijo que el primer ministro debe “sincerarse y disculparse”.

“Gente de todo el país cumplió las normas incluso cuando eso supuso estar separada de sus familias, encerrada y -trágicamente, para muchos- sin poder despedirse de sus seres queridos”, dijo Starmer. “Tenían derecho a esperar que el gobierno estuviera haciendo lo mismo. Mentir y reírse sobre esas mentiras es vergonzoso”.

Las acusaciones sobre la fiesta navideña se suman a una serie de acusaciones de violaciones de reglas e infracciones éticas por parte del gobierno conservador de Johnson.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in