Salvadoreño se declara culpable de asesinatos en Nevada

Un inmigrante salvadoreño que admitió haber matado a cuatro personas en Nevada en 2019 se declara culpable de dos de los asesinatos, los que restaban como parte de un acuerdo con los fiscales que le evitará la pena de muerte

AP Noticias
miércoles 10 noviembre 2021 03:40
NEVADA-SALVADOREÑO-HOMICIDIOS
NEVADA-SALVADOREÑO-HOMICIDIOS

Un inmigrante salvadoreño que admitió haber matado a cuatro personas en Nevada en el transcurso de dos semanas en 2019 se declaró culpable el martes de dos de los asesinatos, los que restaban como parte de un acuerdo con los fiscales que le evitará la pena de muerte.

Wilber Ernesto Martínez Guzmán, de 22 años, pasará el resto de su vida en prisión sin la posibilidad de libertad condicional después de declararse culpable de homicidio doloso con un arma letal en el condado rural de Douglas, por las muertes de Connie Koontz y Sophia Renken. Fueron asesinados en sus viviendas ubicadas en Gardnerville, al sur de Carson City.

El 21 de octubre se declaró culpable en el condado Washoe de los mismos cargos por las muertes de Gerald y Sharon David en su vivienda de Reno.

El anuncio de los fiscales realizado el mes pasado sobre que se había alcanzado un acuerdo en relación con los cuatro homicidios fue una sorpresa en un proceso judicial que se había prolongado durante casi dos años.

Los fiscales de distrito Chris Hicks, del condado Washoe, y Mark Jackson, del condado Douglas, habían planeado en un principio un solo juicio para Martínez Guzmán en Reno buscando la pena de muerte. Pero la Corte Suprema de Nevada falló el 30 de septiembre que el acusado debería ser enjuiciado por separado en las dos jurisdicciones.

El mes pasado, los fiscales señalaron en una conferencia de prensa posterior a las declaratorias de culpabilidad en Reno que la decisión de desistir de la pena de muerte se produjo como resultado de una apelación directa de las familias de las víctimas, que no querían que el caso se alargara con la posibilidad de décadas de apelaciones.

“Hoy fue el siguiente paso en la búsqueda de justicia por los crímenes también atroces que Martínez Guzmán cometió en el condado de Douglas”, dijo Jackson en un comunicado emitido el martes luego de las declaratorias de culpabilidad a los cargos de homicidio y robo en el tribunal de distrito de Minden.

“Hoy también fue para honrar y respetar los deseos colectivos de todas las familias de las víctimas para poner fin a estos casos”, señaló.

Hicks dijo que era “el segundo paso en una resolución global que garantice la justicia para las víctimas y la conclusión para sus seres queridos”.

Se tiene previsto que Martínez Guzmán se declare culpable de varios delitos contra la propiedad en Carson City en las próximas semanas, de acuerdo con Jackson.

Además de cuatro cadenas perpetuas consecutivas sin posibilidad de libertad condicional, el salvadoreño enfrenta un mínimo de otros 214 años en prisión por los múltiples cargos de robo, posesión de armas y de propiedad hurtada bajo el acuerdo de culpabilidad descrito en documentos entregados a la corte.

La jueza de distrito del condado Washoe, Connie Steinheimer, ha programado la audiencia de sentencia por los delitos cometidos en Reno para el 28 de febrero.

Jackson dijo que la sentencia está prevista para el 3 de marzo en el condado Douglas, donde las familias de Koontz y Renken “finalmente tendrán la oportunidad de decirle a la corte cómo los asesinatos han impactado sus vidas”.

Las autoridades dijeron que Martínez Guzmán robó una pistola calibre .22 de la vivienda de los David, ubicada al suroeste de Reno, el 4 de enero de 2019; baleó y mató a Koontz, de 56 años, y a Renken de 74, en ataques por separado perpetrados varios días después, y regresó a la casa de los David para robarles y matarlos el 15 de enero.

Gerald David, de 81 años y su esposa de 80 eran figuras importantes en la Asociación de Rodeo de Reno y habían dado empleo a Martínez Guzmán como jardinero el verano anterior.

Martínez Guzmán fue arrestado en Carson City durante una búsqueda en la que los investigadores rastrearon un reloj Apple robado a Koontz hasta la madre de Martínez Guzmán.

El caso atrajo la atención del entonces presidente Donald Trump quien señaló que eso demostraba la necesidad de construir un muro en la frontera sur del país. Las autoridades dijeron que Martínez Guzmán se encontraba en Estados Unidos de manera ilegal, pero que no sabían cómo ni cuándo había llegado.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in