Revocatoria de mandato en California podría ir a boletas

Los organizadores de una elección para revocar al gobernador de California Gavin Newsom han recabado suficientes firmas válidas para poder llevar su propuesta a las boletas electorales

AP Noticias
martes 27 abril 2021 00:25
CALIFORNIA-REVOCATORIA
CALIFORNIA-REVOCATORIA

Los organizadores de una elección para revocar al gobernador de California Gavin Newsom recabaron suficientes firmas válidas para poder llevar su propuesta a las boletas electorales, se informó el lunes.

La Secretaría de Estado de California anunció que se han verificado más de 1,6 millones de firmas, unas 100.000 más de las necesarias para forzar una votación sobre la continuidad del gobernador demócrata, que está en su primer mandato.

Las personas que firmaron las peticiones tienen 30 días a partir de hoy para retirar sus firmas, aunque es poco probable que el número sea suficiente para impedir que la consulta vaya a los votantes.

La votación probablemente se realizaría al final del año, y el electorado enfrentaría dos preguntas: ¿Se debería revocar el mandato a Newsom? Y, de ser así, ¿quién debe reemplazarlo? Se requiere que más de la mitad de los votantes respondan de manera afirmativa a la primera pregunta para poder contabilizar los votos a la segunda pregunta.

Si Newsom evita que se le retire el mandato podría aspirar a la reelección en 2022.

Entre los republicanos más reconocidos que buscan reemplazar a Newsom se encuentra el exalcalde de San Diego Kevin Faulconer, y la estrella de reality shows Caitlyn Jenner, quien nunca se ha postulado a un cargo público. El empresario John Cox, quien perdió de manera abultada ante Newsom en 2018, y el exlegislador Doug Ose también son parte de la contienda.

En 2003 los votantes le retiraron el mandato al gobernador demócrata Gray Davis, reemplazándolo con el republicano Arnold Schwarzenegger Es la única otra vez que el retiro de un gobernador de California ha ido a las boletas.

Newsom ganó las elecciones en 2018 con el apoyo de más del 60% de los votantes. Revocarlo será difícil en este estado fuertemente demócrata donde sólo una cuarta parte de los votantes registrados son republicanos, casi el mismo número que los que se identifican como “sin preferencia de partido”.