Republicanos anticipan victorias; demócratas ven amenazas

Los republicanos parecen encaminados grandes victorias en las elecciones legislativas del martes y están llamando al electorado a castigar a los demócratas por la inflación y la delincuencia

Will Weissert
lunes 07 noviembre 2022 21:18
EEUU ELECCIONES
EEUU ELECCIONES

Los republicanos parecen encaminados grandes victorias en las elecciones legislativas del martes y están llamando al electorado a castigar a los demócratas por la inflación y la delincuencia.

Entretanto, los demócratas -- liderados por el presidente Joe Biden y sus dos predecesores demócratas más recientes -- afirman que una victoria republicana socavaría la democracia estadounidense.

Más de 39 millones de personas ya han votado en unas elecciones en que se decidirá el control del Congreso y de varias gobernaciones clave.

Biden se dirigía a hacer campaña en los suburbios de Nueva York el domingo mientras los expresidentes Barack Obama y Bill Clinton hicieron sus últimas apariciones el sábado.

El representante Sean Patrick Maloney, director de campañas políticas demócratas en la cámara baja, está en una reñida contienda por su escaño en el norte de la Ciudad de Nueva York. Sin embargo, el domingo insistió en que los demócratas “tendrán un mejor desempeño el martes de lo que la gente cree”. Añadió que su partido “no es perfecto” pero “somos adultos responsables, que creemos en la democracia”.

“Creo que esta contienda será sumamente reñida y creo que todos los que estén preocupados por el extremismo de este movimiento MAGA — el racismo, el antisemitismo, la violencia — tiene que salir a votar, y no me refiero solo a los demócratas, también los independientes y los republicanos razonables”, expresó Maloney en el programa “Meet the Press” de la NBC, en referencia al eslogan “Make America Great Again” ( “Hagamos grande a Estados Unidos otra vez”) del expresidente Donald Trump.

Respondió el senador republicano Rick Scott, jefe de las campañas republicanas para el Senado: “Tenemos candidatos maravillosos y la gente está saliendo a votar”.

“No hay energía en el lado demócrata”, aseguró Scott en NBC. “Esta elección es sobre la agenda de Biden”.

Trump, quien tenía programado una concentración en Miami el domingo, espera que buenos resultados el martes le den impulso para una posible campaña presidencial suya en el 2024. Se espera que en los próximos días o semanas Trump haga su anuncio sobre la candidatura.

Scott estará en ese encuentro. Pero no están invitados el gobernador republicano de Florida Ron DeSantis, quien busca la reelección frente al retador demócrata Charlie Crist y quien es considerado un posible rival de Trump para la candidatura presidencial.

En Pensilvania, el sábado por la noche, Trump dijo que esperaba que el Partido Republicano tuviera “una victoria histórica” en las elecciones intermedias. Pero DeSantis también estaba en su mente: se refirió al gobernador como “Ron DeSanctimonious”. Es una rivalidad que se ha estado cocinando a fuego lento durante más de un año, ya que DeSantis ha tomado medidas cada vez más audaces para impulsar su perfil nacional y construir una profunda red de recaudación de fondos.

DeSantis, que se convirtió en una figura nacional muy popular entre los conservadores durante la pandemia al oponerse a las restricciones del COVID-19, comparte los instintos pugilísticos de Trump. Según la mayoría de las mediciones, Trump sigue siendo fácilmente la figura más popular del Partido Republicano. Pero muchos partidarios de Trump están ansiosos por la posibilidad de que DeSantis se presente, ya que lo ven como un sucesor natural de Trump, sin los considerables negativos políticos de éste.

Trump se ha quejado en privado de que DeSantis no ha dicho que se retirará de la contienda.

Cuando Joe O’Dea, el candidato del Partido Republicano al Senado en Colorado, dijo que preferiría a alguien que no fuera Trump como candidato en 2024 y mencionó a DeSantis y a otros, Trump criticó a O’Dea en las redes sociales: “MAGA no vota por gente estúpida con la boca grande”, dijo Trump.

Días después, DeSantis respaldó a O’Dea, que había votado dos veces por Trump.

Para los demócratas nacionales, la atención se centra en el destino de su estrecho control de la Cámara y el Senado.

Los votantes podrían reprender al partido que controla la Casa Blanca y el Congreso en medio de la creciente inflación, la preocupación por la delincuencia y el pesimismo sobre el rumbo del país. La historia sugiere que el partido en el poder sufrirá importantes pérdidas en las elecciones intermedias.

Trump lleva mucho tiempo afirmando falsamente que perdió las elecciones de 2020 y que los demócratas hicieron trampa, e incluso ha empezado a plantear la posibilidad de un fraude electoral este año. Las agencias federales de inteligencia están advirtiendo de la posibilidad de violencia política por parte de extremistas de extrema derecha.

El discurso de Biden a la mitad de su mandato se centra en la defensa de los principales logros legislativos de su gobierno, al tiempo que advierte de que el derecho al aborto, el derecho al voto, la seguridad social y Medicare están en peligro si los republicanos toman el control del Congreso.

Obama, que se unió a Biden en Filadelfia el sábado, señaló que generaciones de estadounidenses murieron por la democracia y dijo: “No se puede dar por sentado”. El propio Biden dijo: “Tenemos que reafirmar los valores que nos han definido durante mucho tiempo”.

En un mitin en Nueva York para la gobernadora Kathy Hochul, que está en una apretada batalla por la reelección, Clinton dijo que la pérdida del control de la Cámara y el Senado por parte de los demócratas tendría “enormes consecuencias.”

La presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, dijo que los demócratas eran “negadores de la inflación”, tratando de desviar la marca del otro lado de su partido como antidemocrático por rechazar los resultados de las elecciones presidenciales libres y justas de 2020 simplemente porque Trump lo perdió.

“Si recuperamos la Cámara y el Senado, es el pueblo estadounidense el que le dice a Joe Biden, queremos que trabajes en nuestro nombre y queremos que trabajes con el otro partido para resolver los problemas que estamos tratando”, dijo McDaniel en el programa “State of the Union” de la cadena CNN el domingo.

Lee Saunders, presidente de la Federación Estadounidense de Empleados Estatales, Municipales y de Condados, el mayor sindicato de empleados públicos del país, con 1,4 millones de miembros, ha viajado por el país para apoyar a los demócratas. Dijo: “Va a ser duro, va a ser difícil, pero no perdemos la esperanza”.

“Está claro que la gente está preocupada por la economía”, dijo Saunders. Pero los votantes también están “preocupados por las libertades que se les están quitando, tanto si se habla del derecho al voto como si se habla del derecho de las mujeres a elegir”.

___

Los periodistas de Associated Press Jill Colvin y Hope Yen contribuyeron a este despacho.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in