Protestan contra confinamiento bailando tango en Argentina

Decenas de personas bailan tango en el centro de Buenos Aires para protestar por las medidas de confinamiento que les prohíbe llevar adelante su arte y argumentando que el baile combate la depresión y reactiva el sistema inmune para luchar contra el coronavirus

AP Noticias
domingo 30 mayo 2021 00:14
CORONAVIRUS-ARGENTINA-TANGO
CORONAVIRUS-ARGENTINA-TANGO

Decenas de personas bailaron tango en el centro de Buenos Aires el sábado para protestar por las medidas de confinamiento que les prohíbe llevar adelante su arte y argumentando que el baile combate la depresión y reactiva el sistema inmune para luchar contra el coronavirus.

Decenas de bailarines y de ciudadanos con mascarillas se concentraban el sábado en la plaza de la República, cercana al emblemático Obelisco de Buenos Aires, para bailar tango —una actividad prohibida en plena pandemia y una de las expresiones artísticas más tradicionales de Argentina— a manera de protesta, comprobó un periodista de The Associated Press

La Coordinadora por el Arte y el Tango reclama porque desde hace meses no se les autoriza bailar en espacios públicos, algo que para ello es contraproducente puesto que el baile y la actividad física ayuda a luchar contra la depresión y reactivar el sistema inmune, lo que permite afrontar en mejor posición el coronavirus.

“Nuestro sistema inmune, que es el que necesitamos fortalecer para defendernos de un virus, necesita esto: las expresiones artísticas, el ejercicio físico. Necesitamos estar en comunidad como seres sociales que somos, porque hay mucha depresión social y nos está matando más eso que el virus”, señaló a la AP Jessica Rodriguez, profesora de baile de tango y miembro de la Coordinadora.

“Es la vida, la milonguera y el milonguero es una cultura, nosotros tenemos una cultura milonguera, no es venir a bailar cualquier cosa, es venir a abrazarnos”, señaló de su lado Luciana Fuentes , bailarina profesional y profesora de tango.

Argentina ha registrado diversas protestas desde que el gobierno impuso una cuarentena estricta del 22 al 30 de mayo como medida extrema para frenar la ola de contagios. Las terapias intensivas de los hospitales situados en Buenos Aires y sus alrededores y en otras zonas declaradas en emergencia están cerca de colapsar, mientras que aproximadamente nueve millones de personas han recibido una dosis de alguna vacuna y alrededor de 2,5 millones de personas las dos dosis, de una población de 45 millones.

El sábado los contagios diarios descendían levemente, hasta un total de 29.841 casos, y también se registraban 416 fallecidos.

Argentina acumula un total de más de 3,7 millones de contagios y más de 77.000 muertes.