Policía iraní dispersa a multitud del lugar de un derrumbe

La policía iraní lanza botes de gases lacrimógenos y dispara al aire para dispersar a la multitud del lugar donde se derrumbó un edificio de 10 plantas dejando 28 muertos, dice la agencia noticiosa semioficial Fars

MOR-GEN IRÁN
MOR-GEN IRÁN

La policía iraní lanzó botes de gases lacrimógenos y disparó al aire para dispersar a la gente congregada cerca del lugar donde el derrumbe de un edificio de 10 plantas mató a 28 personas, reportó la agencia noticiosa semioficial Fars.

Según el reporte, la multitud insistió en acceder al lugar, en la ciudad suroccidental de Abadan, el viernes en la noche, y la concentración derivó en enfrentamientos. La policía dispersó entonces a los asistentes, añadió.

En otras ciudades, la población se congregó de forma pacífica para llorar a los muertos, agregó la nota.

Un video publicado en internet mostraba a un agente de seguridad en Abadan gritando “retrocedan” mientras apuntaba con su arma directamete a un grupo de personas y disparaba. En otros videos, puede verse a gente coreando “muerte al dictador” y “nuestro enemigo está aquí, mienten diciendo que es Estados Unidos”. No estuvo claro si alguien resultó herido.

Una torre en construcción en el edificio Metropol de Abadan se vino abajo el lunes. Los rescatistas sacaron dos cuerpos más de entre los escombros el sábado, que elevaron la cifra total de fallecidos a 28 personas.

Treinta y siete personas fueron rescatadas y tres de ellas seguían ingresadas en un hospital, de acuerdo con las autoridades. Se desconoce cuánta gente podría seguir sepultada bajo los restos.

Las autoridades detuvieron a 13 personas como parte de una amplia investigación sobre el derrumbe, entre ellas al alcalde de la ciudad.

El colapso suscitó dudas sobre la seguridad de edificios similares en el país y subrayó la continua crisis que atraviesan los proyectos de construcción iraníes. El incidente recordó a muchos el incendio y derrumbe del icónico edificio Plasco de la capital, Teherán, en 2017, que dejó 26 muertos.

Los funcionarios de la provincia de Abadán citaron el “incumplimiento de los estándares técnicos" y la "sobreconstrucción” durante las obras al afirmar que el derrumbe estuvo provocado por una negligencia. El edificio tenía permiso para una torre de seis plantas, pero durante la construcción se añadieron cuatro más.

Por otra parte, los medios estatales reportaron el sábado que dos policías y un civil resultaron heridos cuando un dos hombres armados les dispararon en el centro de Teherán. Uno de los agentes estaba en estado crítico.

La agencia noticiosa IRNA señaló que uno de los agresores fue arrestado.

A principios de mes, un alto cargo de la poderosa Guardia Revolucionaria, el comandante Hassan Sayyad Khodaei, fue asesinado a tiros frente a su casa en la capital por pistoleros no identificados que iban en una motocicleta.

La violencia armada no es habitual en Irán, donde los ciudadanos solo pueden tener rifles de caza.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

By clicking ‘Create my account’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in