Oregon: Panel aprueba expulsar a legislador por irrupción

Casi medio año después de que un legislador republicano permitiera la entrada de manifestantes violentos de extrema derecha al Capitolio del estado de Oregon, un comité de seis legisladores apoya una resolución que lo convertiría en el primer miembro de la Cámara de Representantes en ser expulsado en sus 160 años de historia

AP Noticias
viernes 11 junio 2021 03:14
OREGON CAPITOLIO
OREGON CAPITOLIO

Casi medio año después de que un legislador republicano permitiera la entrada de manifestantes violentos de extrema derecha al Capitolio del estado de Oregon, un comité de seis legisladores apoyó unánimemente el jueves una resolución que lo convertiría en el primer miembro de la Cámara de Representantes en ser expulsado en sus 160 años de historia.

El representante y presidente de la comisión, Paul Holvey, dijo al inicio de la audiencia transmitida por video que los manifestantes a quienes el representante Mike Nearman permitió entrar planeaban ocupar el Capitolio. Algunos estaban armados.

La resolución para que Nearman sea removido de la Legislatura por alteración del orden público ahora pasa al pleno de la Cámara de Representantes estatal para su consideración. La Cámara de Representantes tenía programado revisar la resolución la noche del jueves.

Las cámaras de seguridad grabaron a Nearman abriendo la puerta a los manifestantes el 21 de diciembre, cuando los legisladores se habían reunido para una sesión de emergencia para lidiar con la crisis económica provocada por la pandemia. Los manifestantes irrumpieron en el edificio, que estaba cerrado al público debido a los protocolos de seguridad por el coronavirus, forcejearon con la policía y rociaron gas para ahuyentar osos a los agentes.

“Es imposible exagerar la seriedad del motivo por el cual estamos hoy aquí”, dijo Holvey. “El representante Nearman permitió que manifestantes armados y violentos entraran en el Capitolio, infringieran la seguridad del Capitolio, que estaba oficialmente cerrado al público, y también pusieran en riesgo a los legisladores y personal autorizado al interior del edificio”.

Algunos manifestantes llevaban armas de fuego. Entre quienes se reunieron aquel día afuera del Capitolio en Salem había personas que defendían teorías de conspiración sobre demócratas que secuestraban a bebés. Portaban banderas estadounidenses y carteles del presidente Donald Trump Uno llevaba un letrero que pedía el arresto de la gobernadora demócrata Kate Brown indicó Holvey.

“Nadie debió abrir la puerta a las personas que estuvieron aquí ese día”, dijo el representante republicano Daniel Bonham, miembro de la comisión. “Un juicio absolutamente terrible haber abierto la puerta ese día”.

Nearman no mostró remordimiento mientras leía un comunicado preparado al comité.

“El hecho es que salí del edificio y miembros del público entraron al edificio del Capitolio, un lugar en donde tenía derecho de estar, un lugar al que la Asamblea Legislativa no tenía derecho de excluirlos”, dijo Nearman. Agregó que por recomendación de su abogado, no respondería preguntas.