Nueva Orleans levanta toque de queda impuesto tras huracán

Nueva Orleans levanta el toque de queda nocturno mientras la ciudad se acerca más a recuperar plenamente el servicio eléctrico 10 días después que el huracán Ida azotó el área, pero centenares de miles de personas fuera de la ciudad siguen sin luz ni agua potable y más de un cuarto de millón de niños no han podido regresar a sus escuelas

AP Noticias
miércoles 08 septiembre 2021 20:14
EEUU-HURACAN IDA
EEUU-HURACAN IDA

Nueva Orleans levantó el miércoles el toque de queda nocturno mientras la ciudad se acerca más a recuperar plenamente el servicio eléctrico 10 días después que el huracán Ida azotó el área, pero centenares de miles de personas fuera de la ciudad siguen sin luz ni agua potable y más de un cuarto de millón de niños no han podido regresar a sus escuelas.

La ciudad quedó completamente a oscuras cuando Ida azotó la costa de Luisiana con vientos de 240 kilómetros por hora (150 mph) el 29 de agosto, dejando sin electricidad a más de un millón de personas en el estado. Dos días más tarde, la Policía Metropolitana de Nueva Orleans y la alcaldesa LaToya Cantrell impusieron un toque de queda entre las 8 pm y las 6 am, argumentado casos de robo y otros delitos menores. Levantaron la orden el miércoles por la mañana, pero el departamento de policía dijo que mantendría “patrullas incrementadas y enfocadas por toda la ciudad”.

Mientras, unos 250.000 estudiantes seguían sin poder regresar a las aulas, de acuerdo con Cade Brumley, superintendente de Educación del estado. Antes de Ida, las escuelas en Luisiana estaban abiertas, pese a la abundancia de casos de coronavirus, aunque bajo el mandato estatal de uso de máscaras en interiores.

“Necesitamos que esos niños regresen lo más pronto posible”, dijo Brumley.

En Nueva Orleans, el superintendente escolar Henderson Lewis Jr. dijo que los daños a las escuelas parecían ser mínimos, pero que hay que restaurar la electricidad a los edificios y los maestros, empleados y familiares tienen que regresar a la ciudad.

“Ahora más que nunca, nuestros niños se beneficiarían del confort que puede proveer la enseñanza diaria estructurada y rutinaria”, dijo Lewis el miércoles. “Así que unámonos para reabrir nuestras escuelas rápida y seguramente”.

Lewis prevé que las clases para algunos se reanuden la próxima semana y que el resto de los estudiantes regresen una semana más adelante.

Los cinco distritos más afectados por el huracán —Terrebonne, Lafourche, St. James, St. Charles y St. John the Baptist_, donde viven unas 320.000 personas, no han ofrecido aun un estimado para el regreso de los estudiantes a las aulas.