Negocios de LA se preparan para pedir pruebas de vacunación

A partir del lunes, cualquiera que acuda a un centro comercial, cine, gimnasio o salón de uñas en Los Ángeles debe demostrar que está vacunado contra el COVID-19

AP Noticias
lunes 08 noviembre 2021 01:23
CORONAVIRUS-LOS ÁNGELES
CORONAVIRUS-LOS ÁNGELES

David Gross, propietario de un estudio de yoga, se sintió aliviado luego de que Los Ángeles aprobó una norma de vacunación obligatoria contra el COVID-19 que está entre las más estrictas de Estados Unidos la cual entrará en vigor el lunes y requiere que la gente demuestre estar vacunada para poder ingresar a restaurantes, centros comerciales y gran variedad de negocios más.

Para Gross, el alivio vino de saber que él y su socio no tendrán que decidir unilateralmente si verifican o no que sus clientes estén vacunados. En otra parte de la ciudad, la gerente de un salón de belleza en apuros para no tener que cerrar siente temor y prevé perder clientes. “Esto va a ser duro para nosotros”, comentó Lucila Vazquez.

Los Ángeles está entre un creciente número de ciudades a lo largo y ancho de Estados Unidos, incluidas San Francisco y Nueva York en requerir que la gente compruebe que está vacunada para poder ingresar a varios tipos de negocios y lugares de reunión. Pero las normas en la segunda ciudad más poblada del país, llamadas SafePassLA (Pase Seguro LA), se aplican a más tipos de establecimientos y otros sitios bajo techo, incluyendo museos y centros de convenciones.

Están siendo implementadas en un momento en que los casos nuevos de coronavirus comienzan a incrementarse luego de una fuerte disminución tras un máximo alcanzado en agosto, el cual fue impulsado por la variante delta.

Por estas fechas hace un año fue cuando California experimentaba su peor repunte de la pandemia, y para enero registraba un promedio de 500 muertes diarias. Los Ángeles se convirtió en el epicentro del estado y sus hospitales estaban tan sobrecargados de pacientes que las ambulancias hacían fila afuera con personas con problemas para respirar, esperando a que hubiera una cama disponible.

Tanta gente murió que las morgues se saturaron y fue necesario traer camiones refrigerados para manejar el exceso. Esa dura escena se desarrollaba conforme las vacunas contra el COVID-19 empezaban a llegar y tanto California como Los Ángeles se movilizaron ágilmente para vacunar a la gente.

Entre los aproximadamente 10 millones de habitantes del condado Los Ángeles, el 80% de los residentes elegibles han recibido hasta ahora al menos una dosis de la vacuna y el 71% de esas personas elegibles ya están completamente vacunadas, de acuerdo con las autoridades de salud pública del estado.

Para evitar que ocurra algo parecido a la masacre de enero, el Concejo Municipal de Los Ángeles aprobó por 11 votos a favor y 2 en contra el implementar la orden, la cual requiere que las personas mayores de 12 años estén completamente vacunadas para poder ingresar a espacios públicos cerrados, incluyendo estadios, museos, spas, instalaciones municipales bajo techo y otros sitios.

A las personas no vacunadas por razones religiosas o médicas se les pediría presentar pruebas negativas de coronavirus realizadas dentro de las 72 horas previas para poder entrar a esos establecimientos. Los clientes que no cuenten con una prueba aún podrán utilizar las instalaciones al aire libre e ingresar brevemente a un negocio para usar el baño o recoger alimentos.

Aunque la orden entra en vigor el lunes, las autoridades municipales dijeron que no empezarán a verificar su cumplimiento sino hasta el 29 de noviembre con el fin de darle tiempo a los negocios para que se adapten. Una primera infracción sólo conlleva una advertencia, pero las siguientes podrían derivar en multas que van desde 1.000 hasta 5.000 dólares.

El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti —quien dio positivo al coronavirus la semana pasada mientras se encontraba en Escocia participando en la conferencia de la ONU contra el cambio climático— dijo que la orden alentará a más gente a vacunarse y hará que los negocios sean más seguros para los empleados y los clientes.

“El vacunar a más angelinos es nuestra única forma de salir de esta pandemia, y debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano para seguir haciendo que esas cifras suban”, manifestó.