Momentos de los Oscar: Historia, glamur y un final raro

Quizá sea el final más abrupto desde ese corte a negros de “The Sopranos”

AP Noticias
lunes 26 abril 2021 19:20
OSCAR-MOMENTOS
OSCAR-MOMENTOS

Un momento, ¡¿qué fue eso?!

Si gritaste eso durante los últimos momentos de los Oscar el domingo no fuiste el único. En el que probablemente ha sido el final más abrupto desde ese corte a negros en “The Sopranos”, el público esperaba un final emotivo coronando al fallecido Chadwick Boseman como mejor actor, en cambio se quedaron con un gran desaire, un ganador ausente y un rápido “hasta la próxima” de los Oscar.

Fue uno de los momentos inusuales de una de las teletransmisiones más inusuales de los Oscar, una que retó los convencionalismos de muchas maneras. Algunas cosas fueron buenas, en un año pandémico en el que las ceremonias de premiación enfrentaron retos sin precedentes, los Oscar trajeron de vuelta el glamur de la alfombra roja. Y a pesar de que muchos nominados no pudieron asistir en persona, fue realmente alentador ver a los que sí pudieron.

Los nominados representan un gran avance en la diversidad, con el mayor número de mujeres y actores de color nominados en su historia, pero no sucedió lo que algunos esperaban: que los artistas de color arrasaran en las categorías de actuación. A pesar de que los premios de actuación de reparto fueron para Daniel Kaluuya de “Judas and the Black Messiah” (“Judas y el mesías negro”) y Youn Yuh-jung de “Minari”, los premios de mejor actor y actriz fueron para Anthony Hopkins y Frances McDormand, quien ganó su tercer trofeo en la categoría por “Nomadland”.

A pesar de esto se hizo historia, especialmente cuando la directora nacida en china Chloé Zhao de “Nomadland” se convritió en la segunda mujer en ganar el premio a mejor dirección y la primera mujer de color galardonada en la categoría.

Y en un año en el que hubo tanto dolor para todos, sus palabras fueron un bálsamo, quizá lo que un mundo tan golpeado necesita: “Esto es para todos los que tienen la fe y la valentía para aferrarse a la bondad dentro de sí mismos y aferrarse a la bondad de cada uno, sin importar lo difícil que es hacer eso”, dijo.

A continuación otros momentos destacados de los Oscar:

ENTRE EL GLAMUR, RECORDATORIOS DEL MUNDO REAL

Los Oscar pueden tratarse del escapismo al estilo Hollywood pero en sus palabras al comienzo de la ceremonia, Regina King mantuvo los pies sobre la tierra. La talentosa actriz y directora de “One Night in Miami” (“Una Noche en Miami...”) inmediatamente recordó al mundo el flagelo de la pandemia y el de la brutalidad policiaca.

“Estamos de luto por la pérdida de tantos, y para ser honesta si las cosas hubieran sido diferentes la semana pasada en Minneapolis, quizá habría cambiado mis tacones por botas para marchar”, dijo la actriz en referencia al veredicto de culpabilidad contra Derek Chauvin por la muerte de George Floyd. King señaló que algunos espectadores prefieren que las ceremonias del Oscar no se adentren a esos temas: “Sé que mucha gente en casa quiere tomar el control remoto cuando siente que Hollywood la está sermoneando. Pero como la madre de un hijo negro, conozco el miedo con el que tantos viven y ninguna cantidad de fama o fortuna cambia eso”.

UNA GALA PROMETEDORA PARA LAS MUJERES

Hubo bastantes momentos históricos en esta noche de los Oscar y buena parte se logró gracias a las mujeres. Primero fue Emerald Fennell, quien ganó el primer premio de la noche — a mejor guion original — por el feroz y provocador thriller de venganza, “Promising Young Woman” (“Hermosa venganza”), su debut como directora. La ocupada Fennell, quien también ha tenido tiempo para actuar en “The Crown”, se convirtió en la primera mujer en 13 años en ganar un Oscar de guionismo. Fennell, quien está embarazada bromeó que también estaba esperando a su bebé cuando filmó “Promising Young Woman” y agradeció a su hijo por aguardar hasta que terminó el rodaje: “Tenía las piernas cruzadas”.

UN TRISTE HOMENAJE

Uno de los beneficios de que la ceremonia tuviera más tiempo para los discursos este año, sin correr del escenario a los invitados con música, fue que algunos discursos fueron más profundos y sentidos. Ese fue especialmente el caso para el director Thomas Vinterberg, quien en un momento emotivo dedicó su triunfo en la categoría de mejor largometraje internacional por “Another Round” (“Otra ronda”) a su fallecida hija Ida, quien iba a participar en la película pero murió a los 19 años en un accidente automovilístico por un conductor que iba viendo su celular. La joven murió a cuatro días de iniciado el rodaje. “Ida, este es un milagro que acaba de suceder y tú eres parte de este milagro, dijo el director entre lágrimas. “Quizá estabas moviendo algunos hilos en alguna parte”.

ZHAO

La historia ya se había escrito en la categoría de actuación antes de que se abriera el sobre. Por primera vez dos mujeres fueron nominadas, Zhao y Fennell. Fue sencillamente una noche monumental para Zhao, la directora nacida en China que se convirtió en la segunda mujer en ganar un Oscar por dirección en la historia de los premios después de Kathryn Bigelow, y la primera de color. Su lírica “Nomadland” ganó igualmente el premio a mejor película. Para Zhao, quien además llevó tenis al escenario de los Oscar, sigue algo muy diferente tras esta película hecha con menos de 5 millones de dólares: Una película de Marvel con un presupuesto de 200 millones de dólares.

GRACIAS MAMI... POR TENER SEXO CON PAPÁ

Siempre es una buena idea rendir homenaje a mamá cuando se gana un Oscar. Pero quizá no es necesario hablar sobre su vida sexual, especialmente cuando está sentada entre el público. Daniel Kaluuya dio un discurso emotivo al ganar el premio a mejor actor de reparto por su carismático papel en “Judas and the Black Messiah” como líder de los Panteras Negras Fred Hampton. Pero al ampliar locamente entusiasmado sus palabras señaló: “Mi mamá conoció a mi papá, tuvieron sexo. Es increíble. Estoy aquí, así que estoy tan feliz de estar vivo”. Su madre, sentada frente al escenario, se pudo ver incrédula ante lo que acababa de escuchar. Tras bambalinas Kaluuya explicó: “Ella tiene buen sentido del humor”.

HOMBRE Y CEFALÓPODO

Las películas de un hombre y su amigo han triunfado en los Oscar a lo largo de los años. Pero esta es probablemente la primera sobre un humano y un... pulpo. “My Octopus Teacher” (“Mi maestro el pulpo”) de Netflix tuvo el impulso de sus fans hasta ganar el premio a mejor documental. Con impresionantes imágenes, la película cuenta la historia del cineasta Craig Foster, quien comenzó encariñarse con una pulpa. James Reed, quien codirige junto con Pippa Ehrlich señaló: “Si un hombre puede entablar una amistad con un pulpo te hace pensar qué otra cosa es posible”.

BRAD Y YOUN YUH-JUNG

Youn Yuh-jung ha encantado al público occidental con su papel en “Minari”, y la prominente actriz sudcoreana no decepcionó el domingo cuando ganó el premio a mejor actriz de reparto, convirtiéndose en la segunda actriz asiática en lograrlo. En su discurso bromeó sobre lo seguido que su nombre es confundido y se dijo sorprendida por imponerse ante su colega Glenn Close. Youn, de 73 años, también se atrevió a bromear con el presentador Brad Pitt, cuya empresa estuvo involucrada en la producción de “Minari”, por no visitar el plató de la película en Oklahoma. “Señor Brad Pitt, ¡finalmente!”, dijo. “Un gusto conocerlo”.

UNA VEZ MÁS DESAIRADA, CLOSE DEJA SU MARCA

Probablemente no era el tipo de historia en los Oscar que quería hacer: Close lleva a hora un récord de 8 nominaciones y 0 estatuillas, empatada con Peter O’Toole como los más nominados sin ganar un Oscar. Definitivamente ganará algún día, pero para la ceremonia del domingo tenía que dejar su marca de otra manera. Y lo hizo con humor, en un raro fragmento cómico. Al jugar con Questlove quien tocaba una canción y un famoso tenía que adivinar si había sido nominada o había ganado un Oscar, a Close le tocó “Da Butt” de E.U. En lo que parecía un momento planeado dijo: “Espera un segundo, esa es ‘Da Butt’”. Entonces saltó de su asiento y perreó, lo que dio un momento necesario de ligereza a la noche.

¿PODEMOS VOLVER A COMO ERA ANTES?

En otro momento raro de los Oscar para Joaquin Phoenix, quien parece especializarse en ellos. Al presentar el premio a mejor actor, Phoenix sin duda esperaba — como muchísimos más — que el premio fuera otorgado a Boseman, recompensando al querido actor de manera póstuma por su excelente actuación en “Ma Rainey’s Black Bottom” (“La madre del blues”). De hecho así parecía pues se había cambiado el orden de los premios para entregar mejor película antes de mejor actriz y mejor actor, lo que daba indicios de que se buscaba aprovechar el impacto emocional esperado. En cambio Hopkins (quien desde luego es muy merecedor del premio) se llevó el Oscar y como no estaba para recibirlo, dejó un bizarro hueco para cerrar la ceremonia con un “corte a negros” estilo “The Sopranos”. Así que la próxima vez ¿podemos volver al viejo orden por favor?