Líbano sube el precio del pan en medio de crisis económica

Líbano vuelve a elevar  el precio del pan en momentos en que la economía del país empeora sin que se avizore el fin de la crisis

AP Noticias
martes 22 junio 2021 16:42
LÍBANO-ECONOMÍA
LÍBANO-ECONOMÍA

Líbano elevó el martes el precio del pan subsidiado por quinta vez en un año, en momentos en que la economía del país empeora sin que se avizore el fin de la crisis.

El Ministerio de Economía atribuyó el nuevo incremento — 18% respecto al de febrero — al fin de los subsidios al azúcar por el banco central, lo que a su vez aumenta el costo de la producción de pan.

El Líbano sufre la peor crisis económica y financiera de su historia moderna — una crisis que el Banco Mundial ha calificado como una de las peores en los últimos 1'5 años de historia mundial. La moneda ha perdido 90% de su valor, incluso por debajo de las 15.500 libras libanesas por dólar en el mercado negro este mes. La tasa oficial sigue siendo de 1.507 por dólar.

Este mes, el Banco Mundial vaticinó que el producto interno bruto se contraerá 9,5% en el 2021, tras contraerse 20% en el 2020 y 6,7% el año previo.

El banco central ha estado reduciendo el financiamiento de las importaciones con dólares subsidiados, ante una caída de las reservas de divisas a niveles peligrosamente bajos, de 30.000 millones de dólares al inicio de la crisis a finales del 2019, a casi 15.000 millones actualmente. Eso ha hecho que los comerciantes eleven los precios o frenen sus importaciones.

La mayoría de los libaneses han visto su poder adquisitivo desplomarse y sus ahorros evaporarse y más de la mitad de la población vive ahora debajo de la línea de pobreza.

En junio del año pasado, el gobierno elevó el precio del pan por más de 30% por primera vez en una década. Desde entonces lo había subido tres veces más antes del martes.

El Ministerio de Economía dice que 910 gramos (2 libras) de pan serán vendidos por 3.250 libras, comparado con 2.750 antes del aumento.

El Líbano está sufriendo una escasez severa de gasolina, medicamentos — ambos subsidiados por el estado — y otros productos vitales. Los apagones duran casi todo el día y la gente espera en largas colas por gasolina.