Larga vida al "Rey": Uchimura se despide de los Juegos

El intento de la superestrella japonesa Kohei Uchimura de volver a alcanzar la gloria olímpica en su país ha terminado

AP Noticias
sábado 24 julio 2021 14:42
OLI-GIM JAPON-UCHIMURA DESPEDIDA
OLI-GIM JAPON-UCHIMURA DESPEDIDA

Durante una década, Kohei Uchimura redefinió el estándar de la excelencia en la gimnasia masculina. La combinación de gracia y precisión del doble campeón olímpico, junto a una humildad que trata de restar importancia a su descomunal talento, lo convirtió en una superestrella en Japón y en alguien venerado en el resto del mundo.

El hombre al que llaman "Rey Kohei” no necesitaba participar en los Juegos de Tokio Pero lo hizo, volviendo a entrenar pasados los 30 años en busca de un nuevo destello de brillantez ante un país donde, desde hace años, el suyo es un nombre conocido.

Sin embargo, las cosas nunca parecieron estar del todo bien. La pandemia retrasó los Juegos un año. Las lesiones acumuladas tras un cuarto de siglo, llevando su cuerpo al límite, seguían apareciendo. Pero logró un puesto individual en el equipo japonés, defendiéndose del desafío de atletas más jóvenes que crecieron idolatrándolo.

La gloriosa despedida, por contra, nunca se materializó. Las gradas del Centro de Gimnasia Ariake estaban casi vacías cuando Uchimura saludó a los jueces antes de su ejercicio de barra fija durante la calificación el sábado. Durante 30 segundos, su ejercicio en su disciplina favorita fue una máquina del tiempo: ejecutó una serie de complicadas piruetas con su característica confianza.

Pero en un instante, todo cambió. Primero, su mano derecha se salió de la barra. Luego la izquierda. De pronto, estaba sobre el tapiz. La pequeña reunión de entrenadores, funcionarios y dignatarios que pasaron a verlo dejó escapar un pequeño grito. Lentamente, Uchimura se levantó, se recompuso y saltó a la barra para su posible último ejercicio.

Su puntuación, 13.866, no estuvo siquiera cerca de las ocho mejores, el corte para avanzar a la final de la disciplina.

Mientras el equipo japonés pasaba de la barra al suelo, Uchimura empacó su bolsa en silencio, se puso la chaqueta y se marchó.

Esta por ver si esta es su última competición. Los mundiales se disputan en Japón en octubre. En solo tres meses. Y él ha dicho tendrá que pensarlo.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in