Languidecen en EEUU nuevas reglas de seguridad de autos

En momentos en que las muertes en accidentes de tránsito aumentan en EEUU a medida que el país sale de la pandemia de coronavirus, la agencia a cargo de la seguridad de los automóviles pasa trabajos con una acumulación de reglas que llevan años retrasadas y que se estima salvarían miles de vidas

AP Noticias
sábado 16 octubre 2021 19:02
EEUU-AUTOS-SEGURIDAD
EEUU-AUTOS-SEGURIDAD

En momentos en que las muertes en accidentes de tránsito aumentan en Estados Unidos a medida que el país sale de la pandemia de coronavirus, la agencia federal a cargo de la seguridad de los automóviles está pasando trabajos con una acumulación de reglas pendientes ordenadas por el Congreso que llevan años retrasadas y que se estima salvarían miles de vidas.

Según un grupo de seguridad en carreteras de los gobernadores estatales, Estados Unidos enfrenta una “epidemia de colisiones de autos” al mismo tiempo que las reglas de seguridad languidecen.

Una revisión hecha por The Associated Press del proceso de implementación de reglas por la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) bajo los últimos tres presidentes de Estados Unidos concluyó que al menos 13 reglas de seguridad de autos están retrasadas, incluso un requerimiento de recordatorio del cinturón de seguridad en el asiento trasero aprobado por el Congreso en 2012 que debía haber sido implementado en 2015.

David y Wendy Mills se preguntan si su hija de 16 años seguiría viva si la regla del recordatorio hubiera sido implementada.

Kailee Mills viajaba en el asiento trasero de un coche hacia una fiesta de Halloween en 2017 desde su casa en Spring, Texas cuando ella zafó el cinturón de seguridad para acercarse a una amiga y tomarse un selfie. Momentos después, el conductor se salió de la carretera y el coche volcó, lanzando fuera a Kailee.

Ella murió instantáneamente. Sus amigos, que mantuvieron puestos los cinturones de seguridad, sobrevivieron. Sólo recibieron heridas menores.

“El gobierno no debería tomar tanto tiempo para tomar medidas de seguridad”, dijo David Mills, que inició una fundación en el área de Houston en honor a Kailee dirigida a promover el uso de los cinturones de seguridad. La fundación mantiene una lista, conocida como “Kailee’s Angels”, de adolescentes que han muerto en accidentes de tránsito en todo el país por no llevar puesto el cinturón.

Esa regla de cinturones de seguridad va a comenzar ahora el engorroso proceso regulatorio en enero, pero pudiera tomar años. La agencia ha incumplido repetidamente los plazos anteriores, incluso algunos prometidos en cortes federales.

La creciente acumulación de reglas atrasadas es una de las mayores amenazas para la agencia federal desde su fundación en 1970, cuando presiones públicas lideradas por el activista Ralph Nader motivaron la misión de la NHTSA de “salvar vidas, prevenir lesiones y reducir los costos económicos causados por los choques en los caminos”. Los activistas temen ahora que su misión pudiera verse empantanada bajo el gobierno del presidente Joe Biden, en un tiempo de crecientes accidentes automovilísticos durante la pandemia.

En muchos casos, las reglas retrasadas enfrentan además la oposición de industrias poderosas, que las califican de costosas, anticuadas o restrictivas. Otras reglas pendientes han sido demoradas por la burocracia o dejadas a un lado por otras prioridades. El presidente Donald Trump obstaculizó al menos cuatro importantes reglas de seguridad en carreteras en desarrollo, como las evaluaciones médicas de los camioneros para detectar apnea del sueño.

Entre las reglas que esperan una acción de la NHTSA está una sobre los estándares en caso de impacto lateral de sillas para infantes, originalmente ordenada para comenzar a aplicarse en 2014. En julo, un grupo de fiscales generales de 17 estados y el Distrito de Columbia le escribieron al gobierno de Biden pidiendo una acción inmediata y llamando las demoras inaceptables y preocupantes.

Otras requerirían que los fabricantes de automóviles mantengan registros de defectos de seguridad durante al menos 10 años y que implementen medidas de protección antiexpulsión para los autobuses más grandes. Los estándares para luces delanteras autoajustables, comenzados en 2018, están incompletos, pese al respaldo de la industria.

“Es exasperante”, dijo Jonathan Adkins, directora ejecutiva de la Asociación de Gobernadores para la Seguridad en las Carreteras, que representa a los funcionarios estatales de seguridad para las carreteras y que dice que los choques son una epidemia. El grupo ha estado pidiendo los recordatorios de cinturón de seguridad desde 2015, cuando apuntó que menos pasajeros estaban usando los cinturones de seguridad cuando viajaban en Uber Lyft y otros taxis por app.

La propuesta de ley de infraestructura pendiente en el Congreso pudiera aumentar la carpeta de la NHTSA con sus radicales requerimientos tecnológicos, desde nuevos dispositivos para medir el alcohol en el aliento del conductor hasta estándares más estrictos para reportar los defectos de seguridad.

La agencia federal de 600 empleados no ha tenido un administrador permanente desde 2017. Steven Cliff, ex subdirector ejecutivo de la Junta de Recursos del Aire de California, que regula las emisiones de los autos, es el administrador interino.

“Necesitamos un administrador de la NHTSA que sea confirmado y tenga la capacidad política para lograr algunas cosas”, dijo Adkins. “Estamos en un mal punto en seguridad del tránsito. Tenemos trabajo por hacer y necesitamos la atención de la administración”.

La NHTSA, que forma parte del Departamento de Transporte, declinó comentar sobre el creciente retraso. En cambio, la agencia dio a conocer una lista de pasos que ha dado para lidiar con la seguridad de los automóviles, incluso estándares de economía de combustible anunciados recientemente que han sido propuestos por el gobierno de Biden para confrontar el cambio climático.

La agencia apunta en parte a los planes para requerir o fijar estándares para sistemas automáticos de frenos de emergencia en los nuevos vehículos de pasajeros y camiones pesados, un giro de 180 grados respecto del gobierno de Trump, y avanzar en algunas de las reglas demoradas, aunque no ofreció garantías sobre el cronograma. La NHTSA ha prometido requerir lo que dijo son estándares rigurosos de pruebas para vehículos autónomos y establecer una base nacional de datos para documentar los choques de esos vehículos.

La Alliance for Auto Innovation, la asociación comercial que representa a todos los productores de autos excepto Tesla, declinó hacer comentarios, pero algunos fabricantes han hecho avances propios en asuntos de seguridad, como el estándar de freno automático y un recordatorio para revisar los asientos traseros para que los automovilistas no olviden a los niños en coches cuando hace mucho calor.

Unas 38.680 personas murieron en accidentes de tránsito en 2020, la mayor cantidad desde 2007, aunque el total de kilómetros viajados cayó al inicio de la pandemia. En los primeros tres meses de 2021, 8.730 personas murieron en choques de autos, un aumento de 10,5% respecto al mismo período del año previo.

El año pasado, más de la mitad de todas las muertes involucraron a conductores o pasajeros que no usaban el cinturón de seguridad, el mayor total desde 2012, de acuerdo con la NHTSA.

Cada año mueren en accidentes de autos más de 800 personas que viajaban en el asiento trasero sin usar cinturón. Un análisis de datos de la NHTSA por la asociación de gobernadores concluyó que llevar los cinturones las habría salvado.

En meses recientes, los estados han dado pasos para fortalecer el uso de cinturones de seguridad. En Connecticut, por ejemplo, el gobernador demócrata Ned Lamont promulgó una ley que entró en vigor este mes para requerir que los pasajeros de 16 años o mayores usen el cinturón de seguridad. Los pasajeros más jóvenes ya lo tenían requerido.

” No puedo decir que el regulador estadounidense de la industria automovilística vaya por buen camino ”, afirmó Cathy Chase, presidenta de Advocates for Highway and Auto Safety. “Es hora de que avancen”.

___

Yen reportó desde Washington y Austin, Texas, y Krisher desde Detroit