La reina Isabel regresa al castillo tras visita a hospital

La reina Isabel II de Gran Bretaña regresa al Castillo de Windsor y está de buen ánimo tras pasar la noche en un hospital de Londres a principios de esta semana

AP Noticias
viernes 22 octubre 2021 15:09
GBRETAÑA-REINA
GBRETAÑA-REINA

La reina Isabel II de Gran Bretaña regresó al Castillo de Windsor el viernes y estaba de buen ánimo tras revelarse que pasó la noche en un hospital de Londres a principios de esta semana.

El Palacio de Buckingham dijo que la monarca de 95 años fue al hospital privado King Edward VII en Londres el miércoles para “investigaciones preliminares”. Regresó a su casa en el castillo de Windsor a la hora del almuerzo el jueves y para la tarde ya estaba realizando tareas livianas.

La reina se sometió a las pruebas tras cancelar un viaje programado para conmemorar los 100 años de la creación de Irlanda del Norte, y el palacio dijo que había aceptado “a regañadientes” el consejo médico de descansar unos días. El asunto no estaba relacionado con COVID-19.

El palacio normalmente no ofrece detalles sobre la salud de la monarca, citando su privacidad. Sin embargo, en este caso se confirmó la estadía de la reina en el hospital luego que el periódico The Sun informara la noticia.

En general, existe una regla de oro según la cual, si un miembro de alto rango de la familia real se somete a un procedimiento u operación, hay un boletín médico, dijo el experto real Robert Hardman a la BBC. Pero eso no se aplica a exámenes médicos.

La atención prestada en este caso simplemente refleja el gran afecto que la comunidad mundial siente por la reina, dijo Hardman, autor de “Queen of the World”, que narra la influencia y la estatura de la importancia en todo el mundo.

“Odia que la gente la haga un escándalo sobre ella en general, pero en particular que tenga que ver con la salud”, dijo a la BBC. “Y creo que hay una preocupación por mantener la dignidad de la oficina, y sé que una de las razones por las que no se dijo nada sobre el viaje de ayer al hospital fue que de repente no querían enormes bancos de cámaras y noticieros apostados las 24 horas afuera del hospital”.

La monarquía, que suele ser muy reservada, enfrenta luchas similares a las de otros líderes y celebridades que lidian con un apetito voraz por obtener detalles sobre sus vidas privadas y su estado de salud.

En comparación, el Vaticano emitió boletines diarios sobre la estadía de 10 días en el hospital del papa Francisco en julio después de que le extirparan un trozo de colon. El Vaticano había mantenido en secreto la hospitalización y la condición de Francisco hasta que el papa fue admitido y estaba a punto de ser operado.

Pero el Vaticano ha sido notoriamente reservado sobre la salud de los pontífices, más significativamente cuando se negó a reconocer los signos obvios de que San Juan Pablo II padecía la enfermedad de Parkinson. El Vaticano ha citado la privacidad médica del papa al limitar los flujos de información, pero la falta de información a menudo sirve para alimentar la especulación sobre una eventual muerte papal y el cónclave para elegir un sucesor.

Esta semana ha habido cierta inquietud por la salud de Isabel. Hace solo unos días, se la vio usando un bastón en un servicio de la Abadía de Westminster para conmemorar el centenario de la Legión Real Británica, una organización benéfica de las fuerzas armadas. Aunque había usado un bastón en 2003, en esa ocasión fue después de una cirugía de la rodilla.

El enfoque luego se centró en su agitada agenda, que en los últimos días incluyó audiencias con diplomáticos, una recepción en el Castillo de Windsor para líderes empresariales globales y la asistencia a las carreras de caballos en el Hipódromo de Ascot.

En menos de dos semanas, tiene previsto recibir a líderes mundiales en la cumbre climática de las Naciones Unidas en Glasgow, Escocia, un gran compromiso citado como una de las razones por las que podría querer descansar con anticipación.

Aunque Isabel ha gozado de buena salud a lo largo de su vida, es la monarca británica más longeva y reinante. El próximo año debe celebrar su Jubileo de Platino: 70 años en el trono.

Isabel ha reinado desde 1952 y enviudó este año cuando el príncipe Felipe murió a los 99 años en abril. Ha reducido su carga de trabajo en los últimos años, pero aún mantiene una apretada agenda de deberes reales.

Recientemente, rechazó el honor de ser nombrada “Anciana del año” por la revista The Oldie. Su oficina dijo que “su majestad cree que uno es tan mayor como se siente, por lo que no cree que cumpla con los criterios relevantes para poder aceptar”.

___

La periodista de AP Nicole Winfield, en Roma, contribuyó a este despacho.