La línea directa de "Taxi Driver" a "The Card Counter"

En la nueva película de Paul Schrader “The Card Counter”, que se estrenó la semana pasada en el Festival Internacional de Cine de Venecia y llega a Estados Unidos el viernes, el guionista y director regresa a una fórmula que ha estado perfeccionando durante 45 años: el hombre de la habitación

AP Noticias
martes 07 septiembre 2021 16:13
THE CARD COUNTER
THE CARD COUNTER

Paul Schrader sabe que le quedan un número limitado de películas, así que todo lo que haga de ahora en adelante será para él.

A los 75 años, el guionista de “Taxi Driver” y “Raging Bull” (“Toro salvaje”) y director de “American Gigolo” (“Gigoló americano”) y “Mishima” estaba incluso preparado para retirarse después de su película de 2018 “First Reformed” (“El reverendo”), por la que obtuvo su primera nominación al Oscar. No quiso hacerlo, aunque sabía que podía ser una realidad.

“Pensé que volvería a este personaje por quinta vez”, dijo Schrader en una entrevista reciente. Por “este personaje” se refiere a “el hombre en la habitación”. Es Travis Bickle. Es John LeTour. Es Julian Kay. Y es una fórmula con la que ha estado trabajando durante 45 años.

“Obtienes el problema general con el que estás lidiando y una metáfora única y los alineas”, dijo. “Si empiezan a salir chispas, entonces estás encaminado”.

En su nueva película “The Card Counter”, que se estrenó la semana pasada en el Festival Internacional de Cine de Venecia y que llega el viernes a Estados Unidos el problema es la culpa y la metáfora el póquer.

“Algo en lo que he estado pensando es en cómo nadie se responsabiliza: yo no mentí; me expresé mal. No la toqué de manera inapropiada; cometí un error. Todo el mundo tiene una excusa”, dijo Schrader. “Se me ocurrió una educación calvinista holandesa que era exactamente lo contrario: eras culpable antes de nacer, naciste culpable y seguiste sintiéndote más culpable. ¡Y eras responsable de todo, incluso de las cosas que no hiciste! Pensé que sería interesante tener un personaje que se sienta así en nuestras arenas movedizas de la ética y moral”.

En “The Card Counter”, su hombre en la sala es William Tell, un jugador de póquer austero interpretado por Oscar Isaac que viaja por casinos alejados, manteniéndose fuera del radar y asegurándose de no ganar nunca demasiado. Está en un exilio autoimpuesto por su participación en Abu Ghraib.

Isaac tenía una historia con Schrader. Al principio de su carrera, el actor guatemalteco-estadounidense hizo una audición para el cineasta en un centro comercial en Los Ángeles para una película que no llegó a hacerse. Pero se mantuvieron en contacto y él fue la primera persona a la que Schrader acudió con el guion.

“Le respondí enseguida. Estaba deseoso de trabajar con él”, dijo Isaac. “Pero cuando leí el guion por primera vez, no lo entendí realmente. Era tan oscuro y había algo bastante distante en él. Lo leí una segunda vez y de repente empezó a cuajar un poco más y empecé a entender al personaje... Él creó este personaje que ha sido castigado por el estado, y sin embargo sale de la cárcel y siente que no ha hecho suficiente penitencia. Ha decidido vivir una vida vacía como parte de su propia penitencia personal por lo que ha hecho”.

Y hubo una imagen particularmente discordante que Isaac pudo usar para entrar en su espacio mental. Cada vez que William Tell va a un motel nuevo, reorganiza la habitación y cubre hasta el último mueble con sábanas blancas, meticulosamente envueltas y atadas. Isaac incluso regresó a su alma mater, Julliard, para estudiar los movimientos para hacer una habitación como lo haría el personaje.

“En realidad, nunca se explica”, dijo Isaac. “¿Es porque le parece una cárcel, o porque necesita neutralidad por todo el tiempo que pasa en casinos chillones? ¿Es porque está planeando algo terriblemente violento?”

Schrader completó el elenco con Tiffany Haddish como la agente de un jugador que ve en Isaac un potencial generador de dinero, y Tye Sheridan como un chico resentido.

La experiencia ha provocado algo en Isaac, quien ha pasado gran parte de los últimos años en películas de gran presupuesto como “Star Wars”, “X-Men”, “Dune” y la nueva serie de Marvel “Moon Knight”, en el que ha estado trabajando los últimos meses con otro actor veterano de Schrader: Ethan Hawke.

“He estado ayudando a llevar estas grandes historias a la pantalla e interpretando mi papel como la trompeta o lo que sea en la gran sinfonía de estas cosas”, dijo Isaac. “Volver a esto, que es el estudio de personajes y un personaje tan complejo con uno de los mejores escritores de personajes de todos los tiempos, realmente logró reavivar mi pasión por la actuación”.

En cuanto a Schrader, está trabajando en otra historia sobre un horticultor y cantando la misma canción que entonó después de “First Reformed”: que este podría ser su último filme.

“Espero que no sea el último, pero si lo es, es muy bueno”, dijo. “Odiaría terminar con una nota plana”.

___

Lindsey Bahr está en Twitter como www.twitter.com/ldbahr.