Javier Camarena emocionado ante posibilidades pospandemia

Javier Camarena reconoce y agradece a la comunidad operística tras más de un año de pandemia

AP Noticias
jueves 20 mayo 2021 15:57
JAVIER CAMARENA
JAVIER CAMARENA

Tras más de un año de pandemia, el tenor mexicano Javier Camarena está muy agradecido con el mundo de la ópera, que se ha mantenido en pie pese al cierre de los teatros y que poco a poco comienza a reencontrarse con el público.

“El panorama que nos presenta la posibilidad de vacunarnos y estar protegidos y estar con mucha mayor tranquilidad compartiendo como lo hacíamos antes, a mí me emociona, me motiva”, dijo el miércoles en entrevista telefónica desde Suiza donde reside. “De nuestra parte hay que seguir cuidándonos”.

Recientemente Camarena fue reconocido como el mejor cantante masculino en los International Opera Awards, considerados “los Oscar” de la ópera. Los premios, creados en 2012 por Harry Hyman y patrocinados por la revista Opera, buscan elevar el perfil de la ópera como arte, reconocer la excelencia en la ópera a nivel mundial y recaudar fondos para nuevos talentos en el mundo.

“Es algo que me llena de muchísima satisfacción y de muchísima alegría”, dijo Camarena sobre su premio. “Se han convertido en los galardones más importantes en el ámbito internacional de la ópera porque reconocen a todo el gremio, no es solamente a los cantantes, reconocen a los teatros... a las nuevas producciones, a directores de orquesta, a directores de escena, propuestas escénicas, a los coros”.

La pandemia obligó a realizar la ceremonia de manera virtual. Camarena no perdió la oportunidad de expresar su “gratitud y admiración” para todos los premiados y para los nominados, que en su categoría incluyeron a Carlos Álvarez, Stephen Gould, René Pape, George Petean y Russell Thomas.

Para el premio se toma en cuenta el trabajo realizado en todo un año. En su caso, fue reconocido por sus interpretaciones de 2019 y lo que logró hacer en 2020 antes del cierre de los teatros.

“Fue un año muy intenso con muchísimo trabajo, de muchísimos sacrificios, de muchísimo esfuerzo, pero a la par de muchísimas satisfacciones que se ven coronadas con esta distinción”, dijo el tenor.

Pero entonces llegó el cierre por el coronavirus, las luces se apagaron, los telones se bajaron y las óperas del mundo quedaron en silencio. Camarena dijo que los primeros tres meses se refugió en su casa con su familia. Pero pronto comenzó a experimentar con nuevos formatos.

Cuando era posible hizo algunos conciertos con público reducido, como en Zúrich y Viena, y otros sin público como la gala de fin de año de la Ópera Metropolitana de Nueva York que se transmitió por streaming.

Para enero de este año pudo hacer una gira por España con aforo limitado, y en marzo viajó a Moscú para cantar en el Bolshoi. En los próximos meses regresará a España para una gira por Murcia, Oviedo, Burgos y Barcelona donde cantará “Lucía de Lammermoor” de Donizetti.

El año de cierres por la pandemia ha hecho a muchos músicos valorar más el poder estar frente al público. Camarena, en cambio, dice que ahora aprecia más su tiempo con sus seres queridos, algo que lo podría llevar a “reorganizar mejor las cosas”.

“Lo que revaloré y que daba por hecho era a mi familia. Fue un año atípico en el sentido de que también pude pasar muchísimo tiempo en mi casa”, dijo el artista de 45 años, quien disfrutó en especial cocinar para su esposa e hijos.

“Hacía muchísimos, muchísimos años, cerca de 15, que no tenía la oportunidad de estar tanto tiempo aquí en mi casa", expresó. "Con todo y la fatalidad, lo triste y lo complicado que ha sido esta situación para mucha gente, la verdad es que yo fui muy feliz en este tiempo porque pude convivir con mi familia”.

En los próximos meses Camarena lanzará “El pirata” de Bellini con Marina Rebeka bajo el nuevo sello Prima Classic, la cual fue grabada el año pasado. Camarena interpreta a Gualtiero, Marina Rebeka a Imogene, Franco Vassallo a Ernesto; mientras que Fabrizio Carminati dirige a la orquesta y el coro del Teatro Massimo Bellini de Catania.