Japón: Kishida culpa a la policía por el asesinato de Abe

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, culpa a una seguridad inadecuada de la policía por la muerte del exmandatario Shinzo Abe, que fue baleado cuando ofrecía un discurso de campaña al aire libre

AP Noticias
Jueves, 14 de julio de 2022 07:09 EDT
JAPÓN
JAPÓN

El primer ministro de Japón, Fumio Kishida, dijo el jueves que culpaba a una seguridad inadecuada de la policía por la muerte del exmandatario Shinzo Abe, baleado cuando ofrecía un discurso de campaña al aire libre.

Abe, uno de los políticos más influyentes de Japón, fue asesinado el viernes pasado en el oeste de Japón, lo que conmocionó a un país conocido por su baja criminalidad. Las imágenes y videos del suceso muestran que el agresor pudo acercarse a Abe.

Agentes de la Comisión Nacional de Seguridad Pública y la Agencia Nacional de Policía investigaban qué salió mal y propondrán medidas de cara al futuro, indicó Kishida.

“Les insto a corregir lo que deba corregirse, además de analizar ejemplos en otros países”, dijo.

Kishida también anunció planes para celebrar un funeral de estado para Abe este año, que destaque sus contribuciones al país y en el refuerzo de la alianza de seguridad entre Japón y Estados Unidos.

El martes se celebró un funeral más pequeño en un templo de Tokio en memoria de Abe, cuyas opiniones nacionalistas impulsaron políticas conservadoras del partido en el gobierno.

Un sospechoso fue detenido inmediatamente después del ataque del viernes y permanecía retenido para ser interrogado. Según la policía y reportes en medios, dijo a los investigadores que había matado al ex primer ministro por una supuesta conexión entre Abe y un grupo religioso al que odiaba.

El hombre, Tetsuya Yamagami, de 41 años, sirvió brevemente en la marina japonesa. Según medios estaba enojado porque su madre había hecho grandes donaciones a la Iglesia de Unificación que habían arruinado a la familia.

El asesinato de Abe arrojó una luz sobre los lazos entre el Partido Liberal Democrático, que gobierna el país, y la Iglesia de Unificación, conocida por sus creencias conservadoras y anticomunistas y sus bodas masivas.

La rama japonesa de la organización, con sede en Corea del Sur, confirmó el lunes que la madre de Yamagami era miembro del grupo, pero Abe no. Abe ha aparecido en mensajes de videos a grupos afiliados con la iglesia.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in