Iowa: Postergan sentencia a acusado de asesinar a estudiante

Un juez aplaza el dictamen de sentencia del hombre declarado culpable del asesinato de Mollie Tibbetts, alumna de la Universidad de Iowa, después de que los abogados del acusado señalaron que necesitan tiempo para investigar nueva información que implicaría a otros posibles sospechosos

AP Noticias
miércoles 14 julio 2021 22:47
IOWA-ESTUDIANTE ASESINADA
IOWA-ESTUDIANTE ASESINADA

Un juez aplazó el miércoles el dictamen de sentencia del hombre declarado culpable del asesinato de Mollie Tibbetts, alumna de la Universidad de Iowa, después de que los abogados del acusado señalaron que necesitan tiempo para investigar nueva información que implicaría a otros posibles sospechosos.

Cristhian Bahena Rivera, de 27 años, iba a ser sentenciado el jueves a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional. Sin embargo, sus abogados revelaron que obtuvieron nueva información que dicen pone en tela de juicio su culpabilidad.

El juez Joel Yates decidió el miércoles que el dictamen de sentencia se aplazaría hasta que se lleven a cabo audiencias en torno a las solicitudes de la defensa de obligar a la fiscalía a difundir información sobre otros sospechosos y a que se ordene un nuevo juicio. Yates indicó que sostendría la primera audiencia el jueves en la corte del condado Poweshiek, en Montezuma, y más adelante fijaría una fecha para la audiencia sobre un nuevo proceso judicial contra el acusado.

Los fiscales siguen creyendo que Bahena Rivera es culpable, y se anticipaba que respondieran más tarde el miércoles mediante documentos ante la corte, señaló Lynn Hicks, portavoz de la fiscalía estatal.

En mayo, un jurado declaró culpable a Bahena Rivera de asesinato deliberado por la muerte a puñaladas de Tibbets, una estudiante de 20 años que desapareció en julio de 2018 después de salir a correr en su ciudad natal de Brooklyn Iowa.

Los fiscales armaron sus argumentos en torno a un video de seguridad en el que se ve a Bahena Rivera conduciendo cerca del lugar en el que Tibbetts desapareció mientras corría, en la evidencia de ADN que demostraba que se encontró sangre de la víctima en el portaequipaje de la camioneta del acusado, y en una confesión parcial en la que Bahena Rivera llevó a los investigadores a un maizal remoto en el que se encontró el cuerpo de Tibbetts un mes después de su desaparición.

Durante el testimonio en su juicio, Bahena Rivera declaró públicamente por primera vez que dos hombres enmascarados fueron los responsables del asesinato y que lo obligaron a punta de pistola a llevarlos en su coche y a ayudarles a deshacerse del cadáver. Bahena Rivera, trabajador de una granja lechera, es originario de México e ingresó ilegalmente a Estados Unidos durante su adolescencia. Ha permanecido tras las rejas desde su arresto en 2018.

Los abogados de la defensa, Chad y Jennifer Frese, solicitaron un nuevo juicio la semana pasada, asegurando que recientemente surgieron dos testigos sin relación alguna entre sí que respaldan de manera parcial el testimonio de Bahena Rivera. Los testigos dijeron a los investigadores que un hombre de 21 años con antecedentes de violencia contra mujeres se atribuyó el asesinato de Tibbetts.

Uno de los testigos señaló que, mientras se encontraba con el hombre en una cárcel de condado, éste le dijo que Tibbetts había sido secuestrada y retenida en una “casa de seguridad” utilizada para tráfico sexual antes de ser asesinada, aseguraron los abogados de Bahena Rivera.

El hombre le dijo al sujeto que la casa pertenecía a una persona de 50 años que dirigía la operación de tráfico sexual, y que decidió asesinar a Tibbetts debido a que su desaparición había recibido gran cobertura mediática. Supuestamente, el hombre dijo que él y un socio llevaron a cabo el plan ideado por el hombre de 50 años para apuñalar a Tibbetts e inculpar de su muerte a un hombre hispano.

Los Frese declararon que se enteraron el martes sobre una investigación penal en torno a un hombre de 50 años que supuestamente conoció a una de sus víctimas de tráfico sexual en mayo de 2018 en una gasolinera de Brooklyn, la ciudad de 1.700 habitantes en la que residía Tibbetts y que se ubica a unos 80 kilómetros (50 millas) al oeste de Iowa City.

La mujer les dijo a los investigadores que el hombre la llevó con engaños a una casa en la localidad cercana de New Sharon, en donde fue drogada y violada en repetidas ocasiones y permaneció retenida contra su voluntad hasta agosto de 2018, según documentos de la corte. La mujer dijo que en ocasiones podía escuchar las voces de otras mujeres dentro de la residencia.

Agentes policiales utilizaron dicha información para obtener una orden de cateo a la residencia días después de interrogarla en marzo de 2019, pero el hombre de 50 años ya se había ido. No presentaron cargos en su contra, y el jefe del Departamento de Policía del condado Mahaska señaló recientemente que las acusaciones de secuestro y tráfico sexual nunca se sustentaron.

Sin embargo, los abogados de la defensa alegan que la fiscalía debería haber entregado los detalles sobre la investigación como parte de su deber de proporcionar información exculpatoria a Bahena Rivera. Aseguran que la posible existencia de la “casa de seguridad” corrobora las declaraciones de los nuevos testigos.

Los abogados solicitaron a Yates que ordene al estado difundir la información sobre investigaciones previas de tráfico sexual, incluyendo cualquiera que involucre al hombre de 21 años y al de 50. Subrayaron que varias otras jóvenes han desaparecido en el área en los últimos años, lo que dijeron es “muy perturbador”.

En documentos ante la corte, los Frese hicieron notar que el hombre de 50 años había sido incluido en la pesquisa por la desaparición de un niño de 11 años, Xavior Harrelson. Xavior desapareció de un campamento de casas rodantes en Montezuma el 28 de mayo, durante los argumentos de cierre en el juicio contra Bahena Rivera.

En sus documentos, la defensa asegura que el hombre de 50 años es el exnovio de la madre de Xavior. Los investigadores que buscaban a Xavior comenzaron a ir tras el hombre y lo arrestaron en otro condado con base en una orden judicial no relacionada un día después de que se reportó la desaparición del menor.

Las autoridades federales detuvieron al hombre de 50 años la semana pasada por cargos de posesión ilegal de una escopeta con cañón recortado. No se le han imputado cargos por la desaparición del menor.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Please enter a valid email
Please enter a valid email
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Must be at least 6 characters, include an upper and lower case character and a number
Please enter your first name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
Please enter your last name
Special characters aren’t allowed
Please enter a name between 1 and 40 characters
You must be over 18 years old to register
You must be over 18 years old to register
Opt-out-policy
You can opt-out at any time by signing in to your account to manage your preferences. Each email has a link to unsubscribe.

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged in