HRW: Bombardeos israelíes en Gaza habrían infringido la ley

Los ataques aéreos israelíes que derribaron cuatro edificios altos en la Franja de Gaza durante la guerra de mayo parecen haber incumplido las leyes de la guerra, según Human Rights Watch, que reclama al Ejército israelí que presente pruebas que justifiquen los ataques

AP Noticias
lunes 23 agosto 2021 09:11
ISRAEL-GAZA-CRIMENES DE GUERRA
ISRAEL-GAZA-CRIMENES DE GUERRA

Los ataques aéreos israelíes que derribaron cuatro edificios altos en la Franja de Gaza durante la guerra de mayo parecen haber incumplido las leyes de la guerra, según dijo el lunes un importante grupo internacional de derechos humanos, que reclamó al Ejército israelí que presente pruebas que justifiquen los ataques.

Human Rights Watch señaló que si bien nadie resultó herido, los ataques dañaron edificios cercanos, dejaron a docenas de personas sin techo y destruyeron decenas de negocios.

“Los ataques israelíes aparentemente ilegales contra cuatro torres en Ciudad de Gaza causaron un grave y duradero prejuicio a incontables palestinos que vivían, trabajaban, compraban o se beneficiaban de negocios radicados allí”, dijo Richard Weir, investigador de crisis y conflictos para Human Rights Watch. “El Ejército israelí debe presentar públicamente las pruebas en las que dice que se basaba para realizar estos ataques”.

El Ejército israelí no respondió en un primer momento al reporte. Pero ha acusado a Hamas de utilizar los edificios con fines militares y convertir a sus ocupantes en escudos humanos.

Era el tercer reporte del grupo con sede en Nueva York sobre la guerra de 11 días. Ya había acusado a Israel de aparentes crímenes de guerra por ataques en los que afirma no había objetivos militares claros pero mataron docenas de civiles. También ha dicho que Hamas lanzó cohetes de forma indiscriminada a ciudades israelíes, lo que supone un crimen de guerra. Los dos bandos rechazaron las acusaciones.

La guerra estalló el 10 de mayo, después de que Hamas lanzara cohetes hacia Jerusalén en apoyo de las protestas palestinas contra las agresivas tácticas policiales en la Mezquita de Al Aqsa y la amenaza de desahucio contra decenas de familias palestinas a instancias de colonos israelíes en un vecindario cercano.

En total murieron unas 260 personas en Gaza, incluidos al menos 66 niños y 41 mujeres, según cifras de Naciones Unidas. Hamas ha reconocido la muerte de 80 milicianos, aunque Israel afirma que la cifra es mucho mayor. En Israel murieron 12 civiles, dos de ellos niños, además de un soldado.

La destrucción de edificios altos en Gaza fue una de las tácticas más controvertidas de Israel durante la guerra. Uno de los objetivos fue el edificio de 12 plantas Al-Jalaa, que alojaba las oficinas locales de The Associated Press En el edificio también vivían docenas de familias.