Haití: Premier responde a señalamientos en el caso de Moïse

La oficina del primer ministro haitiano Ariel Henry emite su primera declaración pública acerca de la evidencia que las autoridades dicen tener de llamadas telefónicas entre él y un sospechoso clave en el asesinato del presidente Jovenel Moïse, y señala que recibió incontables llamadas de personas preocupadas por su seguridad tras el homicidio

AP Noticias
viernes 17 septiembre 2021 02:47
HAITI-PRESIDENTE ASESINADO
HAITI-PRESIDENTE ASESINADO

La oficina del primer ministro haitiano Ariel Henry emitió el jueves su primera declaración pública acerca de la evidencia que las autoridades dicen tener de llamadas telefónicas entre él y un sospechoso clave en el asesinato del presidente Jovenel Moïse y afirmó que recibió incontables llamadas de personas preocupadas por su seguridad tras el homicidio.

La oficina señaló que no le es posible identificar a todos los que le llamaron ni determinar la naturaleza de las conversaciones, e hizo notar que Henry no pudo tomar todas las llamadas.

“Después de un acto de tal gravedad, es natural que mucha gente quisiera preguntar acerca de su situación”, señaló la oficina, refiriéndose al asesinato de Moïse el 7 de julio.

Bed-Ford Claude, ex fiscal general de Puerto Príncipe a quien Henry despidió esta semana, invitó al primer ministro a reunirse con él para hablar acerca de dos llamadas telefónicas entre Henry y Joseph Badio que se efectuaron apenas horas después de que Moïse fuera asesinado.

Badio solía trabajar para el Ministerio de Justicia de Haití y en la unidad anticorrupción del gobierno hasta que fue despedido en mayo en medio de acusaciones de violar normas éticas no especificadas. La policía dice que lo está buscando por cargos que incluyen homicidio.

Claude dijo que la evidencia muestra que Badio estaba en las inmediaciones de la vivienda de Moïse cuando las llamadas telefónicas fueron efectuadas, y el martes, apenas horas antes de que fuera despedido, Claude le solicitó al juez del caso que levantara cargos contra Henry.

La oficina del primer ministro indicó que los intereses políticos no le permiten a nadie realizar “insinuaciones graves e infundadas, mucho menos intentar entregar a alguien a la venganza popular”.

“Las conversaciones con individuos contra los que se han presentado cargos no pueden, en ningún caso, utilizarse para incriminar a nadie”, agregó.

La oficina dijo también que Henry está trabajando a su máxima capacidad para identificar a todos los involucrados y llevarlos ante la justicia: “Nada lo distraerá de este objetivo. Es un deber en honor de la memoria del presidente, su familia y el pueblo haitiano”.