Guatemala: Congreso da marcha atrás con polémico presupuesto

El Congreso guatemalteco da marcha atrás a un polémico presupuesto de la nación para el próximo año cuya aprobación generó protestas ciudadanas contra el gobierno del presidente Alejandro Giammattei y el Legislativo porque recortaba fondos a la atención de la salud y la educación

AP Noticias
lunes 23 noviembre 2020 17:22
GUATEMALA-PROTESTA
GUATEMALA-PROTESTA

El Congreso guatemalteco dio marcha atrás a un polémico presupuesto de la nación para el próximo año cuya aprobación desencadenó protestas ciudadanas contra el gobierno del presidente Alejandro Giammattei y el Legislativo al considerar que recortaba fondos para la atención de la salud y la educación.

Apoyado por la junta directiva y aliados, el presidente del Congreso, Allan Rodríguez, informó que suspendían el trámite del presupuesto, que había sido aprobado por 116 de 160 diputados la madrugada del miércoles. Con la medida, el presupuesto no será enviado para su publicación o veto presidencial, con lo cual quedaría archivado.

Rodríguez refirió que varios partidos políticos, que participaron en la aprobación, habían presentado algunas objeciones posteriores.

Samuel Pérez, diputado opositor y que votó en contra de la aprobación, dijo que la Junta Directiva y aliados querían modificar el presupuesto a su conveniencia, y dejó entrever que este fue apenas un punto que colmó la paciencia de los guatemaltecos, hastiados por otros problemas como la corrupción.

“No entendieron nada. El Presupuesto fue el extremo de su descaro pero el problema es estructural, y lo tienen frente al espejo”, dijo Pérez en su cuenta de Twitter.

El sábado, un grupo de manifestantes furiosos incursionó al Congreso e incendió una parte de sus oficinas. Posteriormente, la policía usó gases lacrimógenos para dispersar a unas 10.000 personas que protestaban pacíficamente a unas cuadras en la Plaza de la Constitución.

Al menos 12 policías resultaron heridos, así como 15 de los manifestantes, dos de ellos de gravedad, y hay más de una treintena de detenidos. La represión policial en las calles se extendió a varios departamentos del país, según reportes de los medios.

Varias organizaciones pidieron una investigación por lo que consideraron el uso excesivo de la fuerza policial contra los manifestantes, así como de los actos en que se incendió parcialmente el Congreso. También exigieron la destitución del ministro de Gobernación y del director de la Policía