Gran Bretaña rechaza las amenazas francesas sobre pesca

La última disputa pesquera posBrexit entre Gran Bretaña y Francia da pocos visos de amainar, el día antes de venza el plazo para la amenaza francesa de imponer un bloqueo a barcos y camiones británicos

AP Noticias
lunes 01 noviembre 2021 10:59
GRAN BRETAÑA-FRANCIA-PESCA
GRAN BRETAÑA-FRANCIA-PESCA

La última disputa pesquera posBrexit entre Gran Bretaña y Francia daba pocos visos de amainar el lunes, el día antes de venciera el plazo en la amenaza francesa de imponer un bloqueo a barcos y camiones británicos.

La secretaria británica de Exteriores, Liz Truss, advirtió a Francia que Gran Bretaña no cedería ante lo que describió como amenazas “poco razonables” de París

Ambas partes se han acusado mutuamente de incumplir el acuerdo comercial tras el Brexit que firmó Gran Bretaña con la Unión Europea y que entró en vigencia a principios de año.

Francia ha amenazado con prohibir el acceso de los barcos británicos a algunos de sus puertos y estrechar los controles sobre embarcaciones y camiones que transportan mercancías británicas si no se conceden más licencias de pesca a barcos franceses para faenar en aguas británicas para el martes. París también ha sugerido que podría restringir los suministros de energía a las Islas del Canal, territorios de la corona británica situados junto a la costa gala y muy dependientes de la electricidad francesa.

“Los franceses deben retirar esas amenazas, de lo contrario recurriremos al mecanismo de la resolución de disputas en el acuerdo de la UE para tomar medidas”, dijo Truss a la radio de BBC. “Simplemente no vamos a hacernos a un lado ante estas amenazas”.

La pesca es una industria de pequeño peso económico pero gran trascendencia simbólica tanto en Gran Bretaña y Francia, que tienen una larga y atesorada tradición marítima. Desde principios de año, las dos partes tienen control de sus aguas territoriales según los términos del acuerdo comercial posBrexit.

París dijo que algunos pesqueros no habían conseguido los permisos para faenar en aguas donde han trabajado durante años. Gran Bretaña dijo haber aceptado el 98% de las solicitudes de barcos de la UE, y ahora la disputa gira en torno a unas pocas docenas de embarcaciones francesas con documentación insuficiente.

“Asignamos las licencias de pesca completamente en línea con lo que hay en el acuerdo comercial con la UE, y los franceses tienen que retirar esas amenazas”, dijo Truss.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron y el primer ministro británico, Boris Johnson, se reunieron en un aparte de la cumbre del Grupo de los 20 en Roma, pero parecían haberse hecho pocos avances para resolver la disputa.

Macron ha advertido que a menos que Gran Bretaña haga “un movimiento significativo” para resolver la crisis, París introducirá controles más estrictos en puertos y fronteras a partir del martes.

Truss repitió las palabras de Johnson y dijo que Gran Bretaña respondería activando las medidas de resolución del acuerdo comercial para buscar “medidas compensatorias” si Francia cumple sus amenazas.

El conflicto se suma a las fricciones entre el gobierno británico y la Unión Europea desde que Londres abandonó la órbita económica del bloque al comenzar el año.