Francia busca duras medidas de vacunación ante alza de casos

Ante el incremento de hospitalizaciones por COVID-19, el gobierno de Francia trata de impulsar un proyecto de ley que requiere que la gente esté vacunada para ingresar a cualquier restaurante y muchos otros lugares públicos, y advierte que impondrá medidas más duras si el repunte actual de infecciones no disminuye

AP Noticias
martes 21 diciembre 2021 21:52
CORONAVIRUS-FRANCIA
CORONAVIRUS-FRANCIA

Ante el incremento de hospitalizaciones por COVID-19, el gobierno de Francia trata de impulsar un proyecto de ley que requiere que la gente esté vacunada para ingresar a cualquier restaurante y muchos otros lugares públicos, y advirtió que impondrá medidas más duras si el repunte actual de infecciones no disminuye.

Sin embargo, el gobierno dejó de lado el martes su intento de exigir un pase de salud para todos los sitios de trabajo, ante la oposición de sindicatos y empleadores.

El primer ministro francés Jean Castex sostuvo reuniones con alcaldes y legisladores franceses para persuadirlos de apoyar las medidas de vacunación más estrictas.

Los viajeros y familias francesas, en tanto, llenaban los centros de pruebas de coronavirus de cara a las fiestas decembrinas.

Las hospitalizaciones a causa del coronavirus en Francia se han disparado en las últimas semanas y actualmente unas 16.000 están internadas con COVID-19 y el 60% de las camas de las unidades de terapia intensiva del país están ocupadas por personas infectadas, de acuerdo con la agencia de salud estatal. Los casos semanales de coronavirus están en su nivel más alto en Francia desde que empezó la pandemia.

La mayoría de los pacientes están infectados con la variante delta, pero más de uno de cada tres casos en la región de París son de la variante ómicron, señaló Gabriel Attal portavoz del gobierno francés.

“No podemos perder ni un segundo”, comentó a los reporteros. “La situación en los hospitales es grave”.

El gobierno francés quiere aprobar antes del 15 de enero una propuesta que exige que la gente esté vacunada para ingresar a los restaurantes y muchos espacios públicos, dijo. Actualmente, se requiere del “pase de salud” para entrar a todos esos lugares en Francia, pero la población puede obtener el pase con un certificado de vacunación, una prueba diagnóstica negativa o evidencia de que se haya recuperado recientemente de COVID-19.

Francia también está impulsando una campaña de vacunación y la aplicación de dosis de refuerzo, y a partir del miércoles todos los niños de 5 a 11 años podrán ser inoculados. Más del 89% de los franceses mayores de 12 años han recibido por lo menos dos dosis de la vacuna, y aproximadamente 40% de los adultos ya cuentan con tres dosis, dijo Attal.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in