Estudio: Franceses consumen más medicinas por la pandemia

Estudio: Un número cada vez mayor de franceses se sienten ansiosos y tienen problemas para dormir en las noches, efectos aparentes de la pandemia de coronavirus que han llevado a muchas personas a optar por medicamentos recetados para lidiar con su malestar

AP Noticias
viernes 28 mayo 2021 01:21
CORONAVIRUS FRANCIA DROGAS
CORONAVIRUS FRANCIA DROGAS

Un número cada vez mayor de franceses se sienten ansiosos y tienen problemas para dormir en las noches, efectos aparentes de la pandemia de coronavirus que han llevado a muchas personas a optar por medicamentos recetados para lidiar con su malestar, según un informe del jueves.

El reporte, comisionado por dos agencias gubernamentales que monitorean el consumo de pastillas, mostró un aumento constante durante más de un año en la venta de medicamentos para lidiar con la ansiedad, la depresión, el insomnio y otras afectaciones físicas, y un brinco en los últimos cuatro meses.

El informe, que abarca la entrega de medicamentos del 16 de marzo de 2020 al 25 de abril de 2021, lo realizó Epi-Phare, que conduce estudios farmacológicos y epidemiológicos para autoridades gubernamentales.

“El consumo de ansiolíticos, somníferos y, más recientemente, antidepresivos, no deja de aumentar”, señala. “La fuerte tendencia de un aumento en el consumo de estas tres clases de medicamentos se intensificó todavía más en el 2021, con entre 5% y 13% más (de consumo), según el medicamento, y con aumentos en el uso por primera vez de 15% a 26% sobre lo previsto”.

Desde que inició el primer confinamiento a causa de la pandemia hace más de un año, se han vendido más de 7 millones de dosis más de lo previsto, indica el reporte. Las ventas de medicamentos para lidiar con el alcoholismo, que se mantuvo estable en 2020, han aumentado desde que inició este año, agrega.

Los incrementos “probablemente reflejan el importante impacto psicológico de la epidemia del COVID-19 en la población francesa y sus consecuencias médicas, sociales, profesionales y económicas”, indica el reporte, señalando que estudios en todo el mundo han vinculado problemas de salud mental con el virus.

Desde hace tiempo es sabido que los franceses recurren fuertemente a los medicamentos para aliviar sus malestares. Un estudio de 1996 comisionado por el Ministerio de Salud halló que la población consumía entre tres y cuatro veces más tranquilizantes, antidepresivos y sedantes que las personas en Estados Unidos o cualquier otro país europeo.

A diferencia del informe actual, aquél no explicaba el motivo.