Escocia defiende prohibición de viajes desde Manchester

La primera ministra escocesa defiende la prohibición de todo viaje no esencial entre su país y la ciudad inglesa de Manchester, cuyo alcalde denunció la veda y exigió compensación

AP Noticias
lunes 21 junio 2021 19:48
CORONAVIRUS GRAN BRETAÑA
CORONAVIRUS GRAN BRETAÑA

La primera ministra escocesa defendió la prohibición de todo viaje no esencial entre su país y la ciudad inglesa de Manchester cuyo alcalde denunció la veda y exigió compensación.

La primera ministra Nicola Sturgeon explicó el lunes que la prohibición de entrada a personas de Manchester y de la vecina Salford se basa en los altos niveles de contagio de COVID-19 en el área. Aunque Escocia es parte del Reino Unido tiene autonomía en el campo de la salud pública.

La tasa de contagios en la zona de Manchester es mayor a la de la mayoría de las regiones del Reino Unido, que se encuentra en medio de una tercera ola de infecciones debido a la variante delta identificada inicialmente en la India Otros 10.633 casos fueron registrados el lunes, una de las tasas más altas desde febrero cuando el Reino Unido estaba venciendo a una segunda ola gracias a un estricto régimen de confinamiento colectivo.

Sondeos recientes indican a que una de cada 200 personas en la zona de Manchester ha tenido el virus, tres veces la incidencia de Escocia.

“Estas son medidas de salud pública”, afirmó Sturgeon en declaraciones a la BBC. “Yo tengo la responsabilidad, y me la tomo muy en serio, de proteger a Escocia lo más posible”.

El alcalde de Manchester, Andy Burnham, condenó la prohibición, calificándola de “ofensiva” y exigiendo que el gobierno escocés compense a todo el que resulta económicamente afectado.

“No es solo el impacto directo a la Gran Manchester sino a nuestra reputación como ciudad... Esto ha afectado a gente que tiene casas de verano reservadas, gente que tiene que viajar allá por trabajo”, declaró el alcalde.

Sturgeon respondió sugiriendo que Burnham está usando el tema para impulsar su posición política dentro del Partido Laborista.

“Siempre me he llevado bien con Andy Burnham y si él quiere hablar como adultos, lo único que tiene que hacer es levantar el teléfono. Pero si, como sospecho, está tratando de crear una disputa conmigo a fin de posicionarse de cara a una competencia por el liderazgo laborista en el futuro, entonces no estoy interesada”, expresó Sturgeon.