El papa pide humildad en discurso navideño

El papa Francisco insta a los cardenales, obispos y burócratas del Vaticano a ser humildes en las fiestas navideñas, y afirma que su orgullo, interés propio y “el brillo de nuestra armadura” está pervirtiendo sus vidas espirituales y corrompiendo la misión de la Iglesia

AP Noticias
jueves 23 diciembre 2021 11:04
VATICANO-MENSAJE DE NAVIDAD
VATICANO-MENSAJE DE NAVIDAD

El papa Francisco instó el jueves a los cardenales, obispos y burócratas del Vaticano a ser humildes en las fiestas navideñas, y afirmó que su orgullo, interés propio y “el brillo de nuestra armadura” estaba pervirtiendo sus vidas espirituales y corrompiendo la misión de la iglesia.

Como ha hecho en otras ocasiones, Francisco empleó su mensaje anual de Navidad para llamar al orden a los gestores del Vaticano por lo que se percibe como sus fallos morales y personales, denunciando en particular a los que se escudan “de forma inflexible” en las tradiciones de la Iglesia católica en lugar de acercarse a los necesitados con humildad.

Como han hecho en el pasado, cardenales y obispos escucharon impávidos los reproches de Francisco en el Salón de las Bendiciones, que por lo demás estaba adornado con alegres luces navideñas y flores de Pascua.

“Los humildes y los preocupados no sólo por el pasado, sino también por el futuro, saben mirar hacia delante, extender sus ramas, recordar el pasado con gratitud”, dijo Francisco. “Lo orgullosos, por el otro lado, simplemente repiten, se vuelven rígidos y se ven enclaustrados en esa repetición, sintiéndose seguros sobre lo que saben y temerosos de cualquier cosa nueva porque no pueden controlarla”.

Los orgullosos tan vueltos sobre sí mismos se ven consumidos por sus propios intereses, indicó el pontífice.

“Como consecuencia, no aprenden de sus pecados ni están realmente abiertos al perdón. Esto es una corrupción tremenda disfrazada de bien. Debemos evitarla”, añadió.

Desde que se convirtió en papa en 2013, Francisco ha utilizado su mensaje de Navidad para arremeter contra la Curia, como se conoce a la burocracia de la Santa Sede, denunciando el “Alzheimer espiritual” que sufren algunos miembros y la resistencia que ha encontrado a sus esfuerzos de reformar y revitalizar la institución y la Iglesia católica en su conjunto.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in