El gran éxodo gastronómico de Nueva York a Miami

El coronavirus ayuda a mejorar la oferta gastronómica de Miami

AP Noticias
viernes 21 mayo 2021 17:53
NY EXODO DE RESTAURANTES
NY EXODO DE RESTAURANTES

“El chef neoyorquino Mario Carbone logró trasladar su aura a Miami, donde es casi imposible conseguir reservaciones en su nuevo restaurante de comida italiana.

El local al viejo estilo ofrece clásicos como rigatoni picantes y ternera con queso parmesano y mozzarella hecha en casa, cortada a mano en mesas para banquetes. Los salones tienen un aire de años 50, con candelabros de vidrio al estilo Murano y cortinas color terracotta.

Carbone abrió su nuevo local en enero y tiene diariamente listas de espera con más de 3.000 nombres. Beyoncé y Jay-Z cenaron en un rincón al aire libre, lo mismo que David Beckam y Victoria.

El restaurante fue la primera sucursal que abrió en Miami el Major Food Group, que cuenta con 10 restaurantes en Nueva York dos nominaciones al premio James Beard al mejor restaurante y tres estrellas de Michelin. ZZ’s, un elegante restaurante de ostras con un sector reservado para sus miembros, abrió sus puertas en el exclusivo distrito de Miami Beach y planea otros tres restaurantes en la ciudad.

ZZs se sumó a una creciente lista de restaurantes exclusivos de Nueva York que se están instalando en la Florida, una tendencia acelerada por la pandemia del coronavirus. Muchos llevan consigo estrellas de Michelin y premios de James Beard.

Patis, el emblemático bistró francés que debutó en el Meatpacking District de Manhattan, abrirá un local el año que viene. El “Chef de Hierro” Masaharu Morimoto amplió su imperio el año pasado con un restaurante ramen en el barrio de Wynwood, en Miami, donde también abrió un local de Cote, el restaurante de carnes coreano con estrella de Michelin y nominado al Premio James Beard. Del otro lado de la ciudad, el juez del programa televisivo “Chopped” Marcus Samuellson, propietario de Red Rooster en Harlem, abrió un local en el barrio Overtown. Mientras que Azabu, otro restaurante de Nueva York que se instaló en Miami, ofrece una barra de sushi medio escondida con chefs entrenados en Tokio.

La fama de South Beach y los neoyorquinos que pasan parte de su tiempo en Miami no son lo único que atrajeron a estos restaurantes a este paraíso lleno de palmas. El gobernador republicano de la Florida permitió que los restaurantes siguiesen funcionando normalmente, a plena capacidad y sin el uso obligatorio de tapabocas, durante la pandemia, mientras que en otros estados debían cerrar o imponían fuertes restricciones.

El Major Food Group ya planeaba abrir un local de Carbone antes de la llegada del COVID-19, pero decidió ir más lejos todavía y trasladó su sede a Miami.

“Cuando nos dimos cuenta de que este mercado iba a ser el más amigable para los negocios, el más abierto de Estados Unidos, nos movilizamos rápidamente, enviamos tanta gente como fue posible y empezamos a trabajar a todo vapor”, expresó Carbone.

Antes del brote de COVID-19, el Super Bowl del 2020 enfocó la atención en Miami y Albert García, presidente del Wynwood Business Improvement District, respondía llamadas de inversionistas interesados en ese sector popular por sus restaurantes y sus edificios con murales. La pandemia dejó todo en suspenso por unos meses e hizo que muchos neoyorquinos decidiesen sobrellevar las cuarentenas en el sur de la Florida.

En junio el teléfono de García empezó a sonar de nuevo. Eran llamadas de dueños de restaurantes que querían instalarse allí.

Periódicamente los diarios anuncian con grandes titulares la apertura de otro restaurante de Nueva York en Miami, o al menos planes para abrirlos.

“Todo el mundo se siente muy entusiasmado con este mercado”, expresó García.

El COVID hizo que se postergase la inauguración del exclusivo restaurante ramen Momosan de Morimoto en Wynwood. Pero la ubicación resultó ideal durante la pandemia pues dispone de un gran patio al aire libre. Morimoto dijo que de ahora en adelante todos sus locales tendrán espacios al aire libre.

Michael White, el chef detrás de Marea y Ai Fiori, dos restaurantes neoyorquinos con estrellas Michelin, abrió la Ostería Moreno en Miami en enero. Destacó la migración de proveedores como Dairyland USA, las carnes de Pat Le Frieda y la llegada a diario de distintas variedades de atún.

“Nuestros proveedores, que son parte de la experiencia gastronómica de Nueva York, ahora también llegan a Miami”, declaró White, quien participó esta semana en el Festival de Vino y Comida de South Beach junto con Morimoto, Carbone y Samuelsson.

También vinieron a Miami varios gerentes de restaurantes, cocineros y otro personal. “Hay mucho talento aquí ahora. Ha habido un éxodo masivo desde Nueva York”, afirmó White.