EEUU: activistas unen fuerzas por reforma migratoria

Inmigrantes y activistas de Estados Unidos llevan a cabo múltiples acciones y una campaña multimillonaria para presionar al Congreso y a la administración demócrata del presidente Joe Biden con el objetivo de lograr que éste regularice el estatus de millones de inmigrantes sin autorización

AP Noticias
viernes 16 abril 2021 19:11
AMN-EEUU REFORMA MIGRATORIA
AMN-EEUU REFORMA MIGRATORIA

La antorcha es el símbolo de los inmigrantes, de lo que aspiran, y lleva viajando un mes del oeste al este de Estados Unidos.

El recorrido que activistas de grupos de California, Arizona Nevada Nuevo Mexico o Nueva York están haciendo con ella tiene como objetivo presionar al Congreso y a la administración demócrata de Joe Biden para que regularice el estatus de millones de inmigrantes. El destino final será Washington DC a finales de abril, cuando Biden cumpla sus primeros 100 días en la Casa Blanca.

“Esto no sólo es una campaña. Se trata de nuestras vidas y nuestras comunidades. Se trata de que se reconozca y proteja a los inmigrantes”, dijo Lorella Praeli, co-presidente de una campaña multimillonaria que busca alivios migratorios y ciudadanía estadounidense para inmigrantes en el país.

El recorrido de la antorcha, que forma parte de esa campaña, es tan sólo uno de los esfuerzos que activistas de todo el país están llevando a cabo para impulsar una reforma migratoria. Con un Congreso de mayoría demócrata y Biden, un presidente que ha expresado interés en ayudar a los inmigrantes, los activistas creen que tienen fichas a favor.

Durante años, gran parte de los demócratas han expresado su apoyo a cambios en las normativas de inmigración, y han culpado a los republicanos de obstaculizarlos. Biden, quien prometió una política de inmigración más humanitaria que la de mano dura impulsada por su predecesor Donald Trump, presentó un proyecto de ley para allanar un camino a la ciudadanía a 11 millones de inmigrantes que viven sin autorización el primer día que pisó la Casa Blanca. Desde entonces, otros proyectos de ley a favor de migrantes han sido introducidos en el Congreso.

Sin embargo, hay cierta cuesta arriba: Hay que convencer a legisladores republicanos conservadores renuentes a legalizar a inmigrantes sin autorización en momentos en que el gobierno enfrenta una masiva llegada de migrantes centroamericanos a la frontera con México.

Los activistas de la campaña de Praeli, no obstante, dicen que no permitirán que ocurra lo que sucedió con el expresidente Barack Obama, quien prometió una reforma migratoria que luego no se logró. En ese momento, el control del Congreso estaba dividido entre demócratas y republicanos.

A diferencia de otras veces, en las que cada uno realizaba su propia campaña, esta vez han unido sus voces por todo el país en una sola campaña llamada “We are home”. Confían que juntos son más fuertes.

La coalición nacional incluye desde sindicatos de trabajadores de hoteles, restaurantes y aeropuertos, hasta pastores y feligreses de organizaciones evangélicas y judías, a jóvenes que llegaron de niños al país con sus padres sin documentos y trabajadores agrícolas.

“Nuestra coalición es la expresión de nuestro poder y de cómo ha evolucionado”, expresó Greisa Martínez, una de las líderes de la organización United We Dream, que reúne a jóvenes que llegaron al país sin papeles cuando eran niños, con sus padres. “Lo que nos une es el entendimiento claro de que el gobierno de Biden no tiene más opción que otorgar la ciudadanía a millones de personas este año”, dijo la joven nacida en México y criada en Dallas.

El recorrido con la antorcha es uno de los pocos eventos realizados en persona.

Debido a la pandemia de coronavirus y los requerimientos de distanciamiento social, gran parte de las acciones y estrategias se hacen de manera remota, desde llamadas telefónicas a congresistas, foros en Zoom y reuniones virtuales en los que los inmigrantes expresan sus necesidades a legisladores demócratas y moderados republicanos. También hacen videos en las redes sociales en los que inmigrantes indocumentados comparten sus historias personales y cómo han trabajado limpiando hospitales o sembrando vegetales durante la pandemia de coronavirus.

La antorcha empezó a transportarse en el estado de Washington y ha ido pasando de mano en mano por decenas de estados. Los activistas la llevan en automóvil e incluso la mandan por correo. En cada estado se hacen movilizaciones con pancartas para emitir su mensaje de pedido de la ciudadanía. El viernes la antorcha estaba en Queens, Nueva York.

Rocío Saenz, una de las vicepresidentas del sindicato SEIU —que representa a más de 1,9 millón de trabajadores de servicios de sectores como el de la salud, el hogar y el sector público— asegura que los políticos no tienen excusa esta vez.

“Esto es urgente”, expresó Saénz, tras destacar los “sacrificios invaluables” que los inmigrantes han hecho durante la pandemia en los campos agrícolas y hospitales. “Las familias inmigrantes han esperado demasiado”.

——

Salomon reportó desde Miami