Dirigente alemán suspendido en Olímpicos por insulto racista

Un dirigente alemán de ciclismo es suspendido y enviado de vuelta a su país luego de proferir un insulto racista durante la contrarreloj masculina en los Juegos Olímpicos

AP Noticias
viernes 30 julio 2021 02:54
ALEMANIA-RACISMO
ALEMANIA-RACISMO

Un dirigente alemán de ciclismo fue suspendido y enviado de vuelta a su país luego de proferir un insulto racista durante la contrarreloj masculina en los Juegos Olímpicos.

Patrick Moster, director deportivo de la Federación Alemana de Ciclismo, supervisaba al equipo de este deporte en los Juegos de Tokio Empleó el término ofensivo el miércoles, en momentos en que instaba a su compatriota Nikias Arndt para que alcanzara a sus rivales de Argelia y Eritrea, durante la contrarreloj.

El insulto se escuchó en la transmisión televisiva y generó condenas en Alemania

Moster se disculpó después. Originalmente, el equipo alemán indicó que el dirigente permanecería en Tokio, pero el jueves informó que lo enviaría a casa.

Alfons Hörmann, presidente del Comité Olímpico Alemán, consideró “sincera” la disculpa de Moster, pero recalcó que el insulto había “atentado contra los valores olímpicos”.

“El juego limpio, el respeto y la tolerancia son valores no negociables” para la delegación alemana, recalcó Hörmann.

El Comité Olímpico Internacional cuyo presidente Thomas Bach es alemán, elogió la decisión de enviar a Moster de vuelta a su nación. Agregó que había “investigado el asunto” junto con la delegación alemana, antes de que se anunciara la decisión.

“Agradecemos la reacción rápida para que él no continuara en su papel y para pedirle que se marchara de Tokio y volviera a Alemania. Comentarios como éstos no tienen cabida en los Juegos Olímpicos”, manifestó el COI.

La Unión Ciclística Internacional (UCI) informó después que había suspendido provisionalmente a Moster, a la espera de una audiencia.

“La Comisión Disciplinaria de la UCI examinó en forma urgente el asunto y consideró que las declaraciones del señor Moster fueron discriminatorias y contrarias a las reglas básicas de la decencia”, indicó el organismo rector del ciclismo. “La UCI condena todas las formas de conducta racista y discriminatoria y lucha por garantizar la integridad, la diversidad y la equidad en el ciclismo”.