Congreso salvadoreño reelige al presidente de Corte Suprema

Con los votos de los diputados oficialistas, la Asamblea Legislativa de El Salvador controlada por el partido Nuevas Ideas del presidente Nayib Bukele, reelige a Óscar López Jerez como presidente de la Corte Suprema de Justicia, un abogado supuestamente afín al mandatario

AP Noticias
miércoles 30 junio 2021 09:04
EL SALVADOR-CORTE SUPREMA
EL SALVADOR-CORTE SUPREMA

La Asamblea Legislativa de El Salvador, controlada por el partido Nuevas Ideas del presidente Nayib Bukele reeligió el miércoles como presidente de la Corte Suprema de Justicia a Óscar López Jerez, un abogado supuestamente alineado al mandatario.

Con 64 votos a favor, 19 en contra y un ausente, la Asamblea eligió a López Jerez como presidente de la Corte Suprema de Justicia y de la Sala de lo Constitucional de la Corte para el periodo del 1 de julio 2021 al 30 de junio de 2024.

Los 14 diputados de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), cuatro del exguerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el único diputado del partido Nuestro Tiempo votaron en contra. Los opositores criticaron el proceso por considerar que “Bukele está concentrando más poder”.

“Hoy se culmina un proceso iniciado el 1 de mayo que busca la concentración del poder. Buscan tener una Corte Suprema de Justicia. Esta madrugada se consolida la concentración del poder con la elección de una Corte servil e ilegal”, dijo la diputada Dina Argueta, del FMLN.

El presidente Bukele dijo en su cuenta oficial de Twitter que las decisiones tomadas por los diputados “son TOTALMENTE LEGITIMAS" y que se había tratado de un proceso “transparente y abierto” acorde a la Constitución.

El 1 de mayo, después de instalarse, los diputados convocaron a la primera sesión plenaria y destituyeron a los cinco magistrados propietarios y suplentes de la Sala de lo Constitucional, así como al Fiscal General La misma noche eligieron y juramentaron a los sucesores, entre ellos el abogado López Jerez como presidente de la Corte Suprema y de la Sala de lo Constitucional.

Las remociones provocaron condenas en el país y de la comunidad internacional. El enviado especial de la Casa Blanca, Ricardo Zúñiga, criticó fuertemente la decisión y recomendó restaurar la situación anterior.

Sin embargo, el presidente afirmó que los cambios son irreversibles” y en un discurso por su segundo año de mandato prometió que El Salvador no regresaría al pasado y exhortó a sus seguidores luchar contra el “aparato ideológico” controlado por grupos de la “oligarquía” que por décadas ha controlado los destinos del país.

En respuesta a las destituciones, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por sus siglas en inglés) retiró su asistencia a instituciones públicas como la Corte Suprema y la Fiscalía General, y señaló que esa ayuda se entregaría a organizaciones de la sociedad civil.