Clubes pueden buscar otras estructuras, advierte Atlético

El presidente del Atlético de Madrid Miguel Ángel Marín advierte que las actuales disputas por el poder entre la FIFA, la UEFA y la ligas nacionales perjuidican a los clubes y podrían empujarlos a buscar estructuras alternativas

AP Noticias
miércoles 22 septiembre 2021 17:33
ATLÉTICO ADVERTENCIA
ATLÉTICO ADVERTENCIA

La lucha por el poder que sacude al fútbol perjudica a los clubes y podría empujarlos a buscar alternativas parecidas a la Superliga que promueven algunos equipos grandes, según el presidente del Atlético de Madrid Miguel Ángel Marín.

Marín insistió en que Atlético se opone ahora a la Superliga propuesta este año, pero dijo que pueden surgir iniciativas parecidas si los clubes siguen viéndose envueltos en las disputas entre la FIFA la UEFA, las ligas nacionales y otros organismos.

“Si las instituciones siguen en la misma línea, no tardará en que aparezca otro sistema que le dé una vuelta de tuerca”, declaró Marín. “Si nos obligan a decidir entre papá o mamá, nos iremos de casa”.

Agregó que el formato de la Superliga no es una solución, pero que “hay que hacer cambios” y “emanciparse” para proteger a los clubes.

Su meta, indicó, es “generar más competiciones para generar más dinero y poder. Ese es el objetivo que tienen. Los clubes vivimos al límite, invertimos en jugadores y salarios de jugadores. Asumimos riesgos y al final no disponemos de nuestros principales activos que son los jugadores. Hace mucho daño a los que estamos en medio”.

Los organismos continentales, las ligas nacionales y la FIFA están peleándose en torno a una propuesta de jugar la Copa Mundial cada dos años y de forzar a los clubes a ceder a sus jugadores durante períodos determinados para que se sumen a sus selecciones.

Marín pidió una reestructuración del calendario internacional que reserve “cinco o seis semanas” para las selecciones. Y sostuvo que se debe analizar quién paga los sueldos de los jugadores mientras están con los equipos nacionales.

Atlético se sumó inicialmente al proyecto de la Superliga, pero luego se retiró. Marín dijo que se hizo todo muy apresuradamente y que el club se dio cuenta de que no era una buena idea.

“Entendíamos que nos habíamos ganado el derecho de estar en la mesa que iba a negociar el futuro del fútbol”, manifestó el dirigente. “Tardamos 48 horas en darnos cuenta que poníamos en riesgo el fútbol tradicional. También percibimos el rechazo de nuestra masa social”.

Solo Real Madrid Barcelona y Juventus siguen comprometidos con la Superliga, que iba ser una competencia de 20 equipos, en la que sus 15 miembros fundadores tendrían garantizada su participación.

___

Tales Azzoni está en http://twitter.com/tazzoni