Canciller de Zimbabue muere de COVID-19

Falleció, víctima del coronavirus, el canciller de Zimbabue Sibusiso Moyo, quien  ganó prominencia en el 2017 como el general que anunció el golpe contra el entonces presidente Robert Mugabe   

AP Noticias
miércoles 20 enero 2021 18:05
CORONAVIRUS-ZIMBABUE
CORONAVIRUS-ZIMBABUE

El canciller de Zimbabue Sibusiso Moyo, quien ganó prominencia en el 2017 como el general que anunció el golpe contra el entonces presidente Robert Mugabe, ha fallecido por COVID-19 anunció el gobierno el miércoles. Tenía 61 años.

Moyo, previamente poco conocido por el público, se volvió el rostro del golpe cuando anunció que las fuerzas armadas habían puesto a Mugabe bajo arresto domiciliario, mientras vehículos blindados del ejército rodaban por la capital, Harare. El golpe puso fin a 37 años de gobierno de Mugabe, quien falleció en septiembre del 2019.

Moyo fue nombrado canciller después que el presidente Emerson Mnangagwa asumió el poder con el respaldo militar.

Moyo “sucumbió al COVID-19 en un hospital local” el miércoles, informó en una declaración el portavoz de Mnangagwa, George Charamba.

Zimbabue registra un resurgimiento de la pandemia, con números récords de casos confirmados y muertes diarios.

El jueves será el funeral de otro miembro del gabinete, Ellen Gwaradzimba, quien falleció por COVID-19 la semana pasada.

En tanto, la portavoz opositora Fadzayi Mahere dijo que dio positivo de coronavirus tras ser excarcelada. Mahere estuvo detenida siete días.

El periodista Hopewell Chin’ono y otros reclusos han expresado previamente preocupación por las atestadas condiciones en las prisiones, lo que dicen facilita la transmisión entre prisioneros y guardias.

El alcalde de Harare y figura opositora, Jacon Mafume, excarcelado esta semana tras un mes en prisión, está en aislamiento, luego que sus abogados afirmaron que tres de sus compañeros de celda habían muerto de COVID.

Zimbabue, como muchos países africanos, registró inicialmente cifras bajas de coronavirus, pero ha experimentado recientemente un aumento marcado de los casos. Existe el temor de que una variante más infecciosa llegó de Sudáfrica cuando miles de zimbabuenses que viven allí regresaron al país para los feriados.