ONU pide a Chile detener de inmediato la expulsión de inmigrantes

El gobierno de Sebastián Piñera se propuso deportar a 1.500 inmigrantes durante 2021

Billy Rubio Esquivel
jueves 20 mayo 2021 22:28

Los chilenos rompen con todo y apuestan por los independientes

La Organización de Naciones Unidas (ONU) exhortó al gobierno de Sebastián Piñera a detener las expulsiones masivas de inmigrantes del territorio de Chile y señaló que cada una de estas personas tiene derecho a permanecer en el país mientras se revisa de manera individual su caso.

“Las deportaciones de migrantes no se pueden llevar a cabo de manera sumaria, sino que requieren una evaluación individual, caso por caso, de sus necesidades de protección internacional, teniendo en cuenta además las consideraciones humanitarias de arraigo, vínculos familiares u otras que puedan existir”, declaró Felipe González, relator especial sobre los derechos humanos de los migrantes.

De acuerdo a cifras reveladas por la ONU, desde el pasado mes de febrero, el gobierno chileno ha deportado a cientos de migrantes sin revisar sus casos o sin respetar el “derecho internacional de los derechos humanos y de los refugiados”.

La ONU recordó el episodio ocurrido el 25 de abril, cuando las autoridades decidieron deportar a 55 ciudadanos venezolanos desde la ciudad de Iquique, ubicada en el norte del país, por haber ingresado de manera ilegal a Chile.

El gobierno de Piñera anunció que espera expulsar del país a 1.500 inmigrantes durante este año, para lo cual rentó 15 aeronaves, lo que le ganó las críticas de la oficina de Amnistía Internacional (AI) en Chile.

“Esto es un desprecio a los derechos humanos y constitucionales que protegen a estas personas y que el Estado está obligado a respetar”, informó AI, que denunció que esto supone “una violación a las protecciones legales mínimas reconocidas por la Constitución de Chile y distintos instrumentos internacionales de derechos humanos”.

Leer más: Panamá cierra sus fronteras con Colombia

El pasado 11 de abril, el presidente Piñera promulgó una polémica ley migratoria que facilita las expulsiones de inmigrantes ilegales y refuerza la vigilancia en las fronteras del país. El mandatario defendió la propuesta al asegurar que esto permitirá que no “ingrese a nuestro país el crimen organizado, el contrabando, el narcotráfico y aquellos que no respetan nuestras leyes”.