“Dejen de atacarnos, no somos el virus”, clama en las calles la comunidad asiática en Estados Unidos

Candidata republicana de Texas afirma que “no quiere” a los inmigrantes chinos en Estados Unidos

Sery Kim culpó a los inmigrantes chinos por la llegada del COVID-19 a Estados Unidos

Andrea Salcedo
sábado 03 abril 2021 20:39
Read in English

En un foro político el miércoles, la candidata republicana al Congreso, Sery Kim, sugirió falsamente que los inmigrantes chinos llevaran el coronavirus a Estados Unidos, e insinuó que ella se opone a su entrada al país.

"No los quiero aquí para nada", dijo Kim, que es coreano-estadounidense, a los asistentes, hablando de los inmigrantes chinos y de China en general, informó el Dallas Morning News. “Roban nuestra propiedad intelectual, nos dan coronavirus, no se hacen responsables”.

Kim, de 42 años, también argumentó que los medios de comunicación han inventado un aumento creciente de la violencia y las amenazas contra los estadounidenses de origen asiático, diciendo que “los asiáticos siempre se han enfrentado a la violencia. No es peor que antes".

Los comentarios dejaron a Kim, quien se desempeñó bajo Donald Trump en la Administración de Pequeñas Empresas, enfrentándose al rechazo tanto de partidarios como de oponentes. Los representantes republicanos Young Kim y Michelle Steel, ambas de California, quienes respaldaron a Kim en marzo, dijeron a The Washington Post que le habían dicho que los comentarios estaban equivocados. Ambas han retirado su apoyo.

"Como las primeras mujeres republicanas coreanoamericanas en servir en el Congreso, queremos empoderar y animar a los miembros de la comunidad AAPI [asiáticoamericanos e isleños del Pacífico] que quieren servir a sus comunidades", declararon Young Kim y Steel en un comunicado el viernes.

“Ayer hablamos con Sery Kim sobre sus comentarios hirientes y falsos sobre los inmigrantes chinos y dejamos en claro que sus comentarios eran inaceptables. La instamos a que se disculpe y aclare sus comentarios, especialmente porque el odio contra la comunidad AAPI va en aumento. Sin embargo, ella no ha mostrado remordimiento públicamente, y sus palabras fueron contrarias a lo que defendemos. No podemos, en conciencia, seguir apoyando su candidatura”.

Leer más: Dos niñas, de 3 y 5 años, caen desde el muro fronterizo de 14 pies entre Estados Unidos y México

Kim dice que sus comentarios estaban destinados al gobierno chino, no a los inmigrantes.

“Me sorprende que, en un esfuerzo por contrarrestar el odio asiaticoamericano, los medios liberales me estén apuntando, una asiática y una inmigrante, en un esfuerzo por pintarme como anti-asiático y anti-inmigrante solo por hablar en contra del opresivo Partido Comunista Chino”, expresó Kim en un comunicado el viernes por la noche a The Post.

Los comentarios de Kim se producen en medio de una ola de ataques racistas y amenazas contra los estadounidenses de origen asiático, algunos de los cuales se han vuelto fatales. En marzo, el Centro para el Estudio del Odio y el Extremismo de la Universidad Estatal de California en San Bernardino informó que los crímenes de odio contra los estadounidenses de origen asiático en 16 de las ciudades más grandes del país aumentaron un 150% el año pasado.

Algunos activistas la han relacionado con la retórica anti-China del presidente Donald Trump sobre la pandemia de coronavirus. Durante los últimos meses de su mandato, utilizó repetidamente términos racialmente insensibles para referirse a la enfermedad.

Kim nació en Corea del Sur y emigró a los Estados Unidos a una edad temprana, y su familia finalmente se estableció en Texas. Fue abogada y luego se desempeñó en el Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos durante la presidencia de George W. Bush, antes de unirse al equipo de transición de Trump en 2016. También se desempeñó como asesora principal en el Departamento de Salud y Servicios Humanos durante la presidencia de Trump.

Kim se encuentra ahora entre los 11 republicanos que se postulan para un escaño que quedó vacante cuando el representante Ron Wright, republicano por Texas, murió de complicaciones del COVID-19 en febrero. Su viuda, Susan Wright, quien estuvo presente en el foro el miércoles, también se postula para representar al distrito en el noreste de Texas en las elecciones del 1 de mayo.

Después de sus comentarios sobre China en el foro, Kim indicó que no cree que haya habido un aumento en los ataques violentos contra los estadounidenses de origen asiático. "La mayor diferencia en este momento es que la gente lo está filmando y los medios eligen informarlo", aseguró.

También señaló que nunca se ha enfrentado a la discriminación por su raza, informó Morning News. "Soy asiatocoamericana y nunca he sentido discriminación porque culpo a China por los problemas que realmente ha creado", añadió Kim.

Kim también culpó explícitamente a China por el virus, diciendo: "China creó [el] coronavirus en un laboratorio de Wuhan".

La Organización Mundial de la Salud publicó un informe a principios de esta semana en el que anunciaba que el virus probablemente primero infectó a humanos después de saltar de un animal, una teoría con amplio apoyo científico. Sin embargo, la agencia señaló que no ha descartado la posibilidad de que el virus se haya originado en un laboratorio, y mencionó que no tuvo suficiente acceso de las autoridades chinas durante su investigación para probarlo o refutarlo.

Lydia Bean, una demócrata que se postula para el escaño cuyo esposo e hijo de 10 meses son ambos estadounidenses de origen chino, criticó a Kim en Twitter y calificó sus comentarios de "racistas".

"Los 'ellos' a los que se refiere @seryfortexas son mi esposo Norman y mi bebé de diez meses Micah", tuiteó Bean el jueves. “Este tipo de discurso, no importa de quién venga, pone en peligro sus vidas. Es racista y no es lo que somos en Texas".

“La retórica de odio de Sery Kim es impactante, pero no es sorprendente. Los republicanos de Trump a menudo utilizan de chivos expiatorios a los estadounidenses de origen asiático porque prefieren culpar a hacer las cosas".

Young Kim y Steel, que son las primeras mujeres coreanoamericanas republicanas en el Congreso, aún apoyan la candidatura de Kim al Congreso a pesar de su oposición a sus comentarios, dijo a The Post un portavoz de Young Kim.

Russell Jeung, profesor de estudios asiaticoamericanos en la Universidad Estatal de San Francisco y cofundador de Stop AAPI Hate, que rastrea incidentes de odio y discriminación contra asiaticoamericanos e isleños del Pacífico en los Estados Unidos, discrepó con la sugerencia de Kim de que la violencia contra la comunidad no ha aumentado.

"Aunque la candidata republicana Sery Kim no cree que la violencia anti-asiática sea peor que antes, los tiroteos de Atlanta y nuestros datos de Stop AAPI Hate demuestran lo contrario", declaró Jeung a The Post en un correo electrónico, refiriéndose a un tiroteo masivo el mes pasado que mató a ocho personas. personas, incluidas seis mujeres asiáticas.

Jeung señaló que su organización ha recibido casi 3.800 informes de discriminación de estadounidenses de origen asiático en todo el país desde marzo pasado.

"Este aumento en el racismo es claramente atribuible a la retórica política incendiaria del Partido Republicano, incluido el tipo de ataque a China que Kim lanza", concluyó Jeung.

The Washington Post