Estas son algunas señales de que te estás enamorando.
Estas son algunas señales de que te estás enamorando.

Nueve señales de que te estás enamorando, de acuerdo a la psicología

Si abandonas las actividades habituales o te sientes optimista de forma inusual, es posible que te estés enamorando

Olivia Petter
martes 12 octubre 2021 01:39
Read in English

[Este artículo se publicó por primera vez en julio de 2020]

Enamorarse es una de las experiencias más maravillosas que puede tener un ser humano. Y aunque es diferente para todos, existen algunos pensamientos y sentimientos comunes que pueden ayudar a las personas a identificar cuándo ocurre.

Es posible que hayas sentido alguno de los indicadores obvios, como no poder pensar en nadie o en nada más que en esa persona. Pero los signos también podrían ser más confusos.

Sea lo que sea, no hay duda de que enamorarse en el laberíntico panorama actual de las citas es complicado. En un intento por simplificar un poco las cosas, The Independent habló con psicólogos para identificar algunas de las señales claras de que podrías estar enamorándote de alguien.

1. No puedes dejar de mirar a la persona

Es un signo clásico de enamoramiento: perderse en los ojos de la persona que amas. El psicólogo consultor Marc Hekster explica que este es uno de los signos más obvios de que te estás enamorando de alguien. "¿Por qué no querrías mirar a los ojos a alguien a quien consideras la persona más bella y atractiva de tu mundo?" él dice.

La cuestión es que cuando miras a alguien que amas, no solo ves cómo luce. Podrías ver todo un futuro juntos, o al menos imaginar lo que podría ser.

"Estás buscando algo", dice Hekster. "Si alguna vez has visto a una madre que mira a su bebé recién nacido, o mirando a su hijo con amor, entonces reconocerás algo de esta constante mirada fija en tu objeto de amor".

2. Abandonas tus actividades habituales

Si disfrutas pasar tiempo con alguien, el sistema de recompensas en el cerebro aumenta tu motivación para querer “más” de ese tiempo, explica la psicóloga de citas Madeleine Mason Roantree. “Empiezas a desear su presencia”, agrega.

También puedes comenzar a pensar en formas de estar cerca de esa persona, lo que puede incluir ocuparse de sus intereses con la esperanza de que ayude a fortalecer el vínculo incipiente entre ustedes.

“Por ejemplo, puede que detestes bailar salsa, pero te inscribes a un curso de salsa, incluso si la otra persona no está en el curso, porque te sientes más cercano”, explica Mason Roantree. "También te da algo más de lo que puedes hablar con la persona, y tal vez sea una forma de atraerla para que se acerque más a ti".

3. No te importa cuando hace algo poco atractivo

“El poder del amor y el amor nuevo, en particular, es primitivo”, dice Hekster.

Esto significa que cuando alguien de quien te estás enamorando hace algo que podrías percibir como poco atractivo, ya sea estar desordenado o dejar el asiento del inodoro levantado, no te importará. De hecho, es posible que ni siquiera lo notes.

“El amor puede ser muy poderoso y puede asociarse con la pérdida de toda inhibición”, agrega Hekster. “Piensa en los padres que están enamorados de su bebé y en cómo reconocerán que lo aman sin importar cuán sucios estén o cuánto les impidan dormir”.

4. El tiempo vuela cuando están juntos

Si te estás enamorando de alguien, lo más probable es que tu tiempo con esa persona pase muy rápido, explica la psicóloga colegiada Daria Kuss.

Este suele ser el caso cuando hacemos algo que disfrutamos, y pasar tiempo con alguien de quien nos enamoramos no es diferente.

"Fluyes cuando estás con esa persona", agrega, "así que no notarás el tic-tac del reloj cuando pasen tiempo juntos".

5. No puede hacer nada malo

Enamorarse puede deformar un poco tu sentido de la realidad, dice Hekster.

“Es probable que si te sientes muy enamorado de alguien, entonces tendrás una visión poco realista de quién es y cómo se presenta”, agrega.

Por lo tanto, si bien es posible que te sientas inclinado a criticar a otra persona que haga o diga algo, si tu pareja lo hace o lo dice, es posible que lo ames por eso, porque en tu opinión, no puede hacer nada malo.

“Incluso si llevan sandalias con calcetines. Es lo que los hace tan hermosos, ¿verdad?" él añade. “Cuando estás enamorado, todo lo que ves es una versión de la belleza que se siente indiscutible. Es la idealización del individuo en el que se centran todos tus sentimientos".

6. Te sientes optimista de una forma inusual

Cuando te estás enamorando, todo lo demás en tu vida puede parecer maravilloso de una forma extraña, dice Mason Roantree.

"También puedes sentirte un poco más enérgico sin ninguna razón aparente", agrega.

“Este es el resultado de todos esos 'golpes de dopamina' que recibes al pensar en tu pareja y hacer cosas, ya sea con ella o que te recuerden a ella.

"El acto de anticipación positiva ayuda a reducir los sentimientos de estrés, por lo que la anticipación de estar con tu pareja mejora tu salud mental y te hace sentir mejor con la vida".

7. Quieres tocar y besar a la persona

Una vez más, esto puede parecer muy obvio. Pero la razón por la que quieres tocar y besar a alguien de quien te estás enamorando está mucho más arraigada de lo que piensas.

Cuando tocas a alguien de quien te estás enamorando, liberas la "hormona del amor", la oxitocina.

“Esto te hará sentir feliz y fortalecerá la conexión entre tú y tu pareja”, explica Kuss.

8. Siempre piensas en ella o él

"Enamorarse implica entregar nuestros sentimientos a otra persona", dice Hekster.

En esa entrega, Hekster explica que nos fusionamos con la otra persona de alguna manera y nos preocupamos por completo por ellos hasta el punto en que dominan nuestros pensamientos.

Una vez más, esto se debe en parte a la oxitocina, que se libera en el cerebro durante las relaciones sexuales.

“Puede afectar las emociones, la cognición y los vínculos sociales”, agrega Hekster, lo cual puede hacer que te sientas más cerca de alguien y fomentar sentimientos de amor.

9. Quieres que sea feliz

Cuando comienzas a enamorarte de alguien, es posible que te sientas más altruista de lo habitual, dice Hekster.

“Esto caracteriza las versiones más maduras del amor”, agrega, y explica que puede ser un signo de amor profundo y duradero.

"No solo quieres la felicidad para ti, sino que la quieres en igual medida para la otra persona".